• Diario Digital | Sábado, 03 de Diciembre de 2016
  • Actualizado 09:35

Política - ENTREVISTA

“No me han encontrado nada, todo es venganza de Belarmino Jaime contra Funes porque no quiso negociar el caso CEL-Enel”

El exdirector del ISSS hizo -desde México- serias revelaciones que involucrarían al magistrado Belarmino Jaime en una venganza contra el expresidente Funes por el caso CEL-Enel.

“No me han encontrado nada, todo es venganza de Belarmino Jaime contra Funes porque no quiso negociar el caso CEL-Enel”

Leonel Flores, exdirector del ISSS, quien está siendo acusado de enriquecimiento ilícito por la Fiscalía General de la República, respondió desde México a las acusaciones en su contra y reveló por primera vez el trasfondo del caso por el cual se defiende.

Según Flores, todo se debe a un acto de venganza del magistrado Belarmino Jaime contra el expresidente Mauricio Funes, quien se negó a pactar un arreglo favorable para los acusados por el caso CEL-Enel, entre los que se encontraban Billy Sol Bang, Miguel Lacayo, Jorge José Simán Zablah, Pedro José Escalón Pacas y otros que conformaron la Junta Directiva en tiempos de Armando Calderón Sol y Francisco Flores, que fueron acusados de haber autorizado un contrato lesivo para los intereses del Estado. Finalmente estos fueron sobreseídos.

El exdirector del ISSS dijo a Diario El Salvador TIMES que Jaime y otros magistrados están “a la caza” del exmandatario exiliado en Nicaragua y que la manera corta para llegar a Funes es a través de él, “que no tiene poder político y que no tiene influencias”.

Flores aseguró que, cuando era funcionario, el magistrado Jaime le pidió que intercediera para lograr una reunión secreta con Funes la cual se llevaría a cabo en una finca de uno de los magistrados en Intipucá, La Unión. “Yo se lo hice saber a Funes, pero todos saben cómo es él, y le mandó a decir que ‘no tenía nada de qué hablar’ y que no insistiera”.

Jaime se resintió porque no había manera de doblegar a Funes que estaba determinado “a poner la cascabel al gato”, y a partir de ahí la emprendió en su contra. “Así que como no pudieron contra Funes la emprendieron conmigo”, dijo Flores, quien añadió que muchos creían que era asesor de Funes pero él asegura que nunca trató con el exmandatario temas de estrategia política.

Diario El Salvador Times habló con Flores quien se encuentra residiendo en México y vía teléfono dio su versión sobre el caso que se le sigue en el país y sobre la expropiación de su vivienda este miércoles y de una cuenta bancaria, “aun cuando no ha sido vencido en juicio”, lamentó.

En estos días se empieza a revelar un secreto a voces y es que miembros del Ejecutivo, diputados, magistrados, etcétera, han recibido sobresueldos por años para compensar los bajos sueldos que ofrecen los gobiernos. ¿Recibió usted en algún momento algún tipo de ayuda económica extra salarial que justifique sus ingresos?

Yo he estado escuchando eso del sobresueldo últimamente y se dice que existe desde antes pero yo, que me vine de Estados Unidos, donde vivía, a asumir el cargo, no hice ninguna negociación previa para venirme. Si me acusan tienen que demostrarlo.

¿Usted ingresaba mensual ciertas cantidades de dinero en sus cuentas?

Yo hacía transferencias a El Salvador desde Estados Unidos porque yo dejaba a mis hijos de 18 y 19 años allá y no los iba a dejar a cargo de mi capital. Hacía transferencias mensuales de 3 mil a 5 mil dólares y esa cuenta ha sido presentada como prueba, en la que se registran todos los movimientos de los que hablo. Eso es lo que dicen que es sobresueldo.

Sorpresivamente comienza el diputado Sidney Blanco a decir que yo cobraba sobresueldo de $15 mil y lo hace mediático.

¿Cómo es que usted es acusado por no poder justificar $800 mil en su patrimonio?

En mi declaración patrimonial no me permitieron terminar el proceso. Desde que todo esto inició yo hablé personalmente con Carlos Pineda (jefe de Probidad de la CSJ) quien me dio a entender que había un interés especial por procesar mi caso. Me dijo que me iban a mandar a llamar para que presentara pruebas sobre la posesión de un injustificado de $600 mil en mi declaración patrimonial, pero a la semana siguiente decidieron los magistrados mandarme a Cámara, sin darme la oportunidad de defenderme como lo han hecho en otros casos de imputados. Después de ese momento contraté a un abogado y comencé a dar la lucha para justificar lo que no me dejaron presentar en Probidad.

¿Qué documentos ha presentado para defenderse?

Presenté mi patrimonio de donde lo había obtenido desde que comencé a trabajar. Nunca he ganado poco desde que comencé mi carrera profesional en Estados Unidos, hasta que me fui a El Salvador.

Se dieron muchas anomalías en mi acusación, basadas en especulaciones, como que yo era de los asesores del expresidente Mauricio Funes y presta nombre en algunas de sus supuestas propiedades. Pero voy a repetir lo que ya dije: no soy yo a quien cazan, es a Funes. Van tras el expresidente Funes.

¿Qué le hace creer que usted no es la presa?

Voy a decir algo que no he dicho nunca. Es la primera vez que lo voy a decir y no tengo problemas en decirlo con nombre y apellido. El magistrado Belarmino Jaime me buscó por medio de otra persona que se llama José Manuel Ortiz Benítez, quien ahora vive en Estados Unidos, para que intercediera ante Funes y arreglar el caso Cel-Enel a favor de la Junta Directiva.

¿Qué fue lo que exactamente le pidió Belarmino Jaime?

Belarmino Jaime me pidió a través de esta persona que arreglara una reunión con el presidente Funes en una finca de Intipucá, que es de otro de los magistrados para hablar del caso Cel-Enel.

Ajá pero eso no prueba mucho ¿Qué fue lo que pidió Jaime exactamente?

Me dijo José Manuel Ortiz Benítez: “mire, dice el doctor Belarmino Jaime que se quiere reunir con el presidente en una finca en Intipucá” y que yo intermediara para que se diera la reunión, que era para hablar sobre el caso Cel-Enel.

¿Usted le comentó al presidente?

Yo le dije al presidente pero él me dijo “dígale que no tengo nada que hablar con él”. Yo así se lo expresé a Ortiz Benítez, que así se lo habrá dicho a Jaime.

¿Pero quería Jaime influenciar en el caso Cel-Enel?

Querían hablar del caso Cel-Enel y ello lo quería conversar en una finca en La Unión. Belarmino ha tenido miedo todo este tiempo de que yo hable.

¿Y por qué se lo pedían a usted?

Porque creían que yo tenía poder, pero yo solo era amigo del presidente Funes. Él tenía su gabinete al que escuchaba y a mí, de hecho, ni me dejaba participar en el gabinete de Salud porque decía que era suficiente con la doctora María Isabel Rodríguez. Yo no hablaba cosas de gobierno con Funes, ni de estrategias, todo mundo lo conoce y sabe su carácter, no es como para decir que yo tenía poder. Están equivocados.

¿Entonces por eso la agarra la Corte Suprema de Justicia contra usted, porque creían que usted era cercano a Funes?

Tienen que colgar el pellejo de alguien y ese pellejo tiene que ser el de Leonel Flores. Ha habido un linchamiento mediático que no me deja más que defenderme para intentar limpiar mi nombre que han ensuciado, así como mi dignidad, credibilidad y transparencia del trabajo que realicé en el Seguro Social.

Pero tiene usted 800 mil dólares sin justificar, según la Fiscalía.

No es cierto. La Fiscalía no tiene nada. No han encontrado nada. ¿En dónde están las cuentas con ese dinero? Hay en estos momentos investigaciones contra peces gordos, millonarios, y me pregunto ¿está la Fiscalía enseñando fotos de las casas de estas personas?, ¿le están dando el mismo tratamiento a esos casos que le están dando al mío? No.

Que tengan claro, yo fui amigo del presidente Funes, no influí en el gobierno de él. La envidia, el odio, el rencor, la venganza es contra Funes y por eso me siguen a mí. Si yo hubiera tenido influencias probablemente tuviera razón de estarme persiguiendo.

Este día (miércoles 30 de noviembre) la Fiscalía incautó su residencia en San Salvador que se ve muy cara, por cierto.

Todavía estamos en audiencia, no he sido condenado y ya se apoderaron de la casa donde yo viví, de la que debo el 87.3 por ciento. Es decir, esa casa no es mía, es de un préstamo y tiene hipoteca por alrededor de 440 mil dólares. No es mía, si se van a quedar con esa casa tienen que vencerme en juicio.

Todo esto es una cortina de humo porque no he sido vencido en juicio. Pregunto yo ¿dónde está el faltante que el Estado ha dicho que yo lo tengo?

El fiscal Andrés Amaya lo asegura, él lo sabe.

Es el que más dice que tiene pruebas, pues que las presente, si ese dinero faltante salió del ISSS, de Capres o de dónde, pero que lo diga.

Para ellos ese dinero está en el valor de su casa, una cuenta de bancos, dos carros y ahí está el dinero dice.

Yo en ningún momento me he sentado con un oficial del Estado para preguntarme por mi caso y sucede que sorpresivamente sin que yo tenga audiencia para un juicio se da la extinción de dominio este día, precisamente cuando el actuar de la fiscalía está siendo cuestionada por gente de los Estados Unidos.

La fiscalía tiene que demostrar credibilidad de la institución; no quieren perder credibilidad y se van sobre mí porque claro, yo no estoy en el país, no tengo poder político, no tengo poder económico, no tengo poder partidario, no tengo cuentas ni bienes en ningún lado, no le estoy chineando bienes al presidente Funes y así que puedo decir que investiguen lo que quieran.

¿Cómo puede ser que sin haber sido condenado en la Cámara ya hay embargo? Hay casos de millonarios que no les han embargado nada y que se les acusa por muchos millones. ¿Dónde está la justicia de El Salvador?

¿Cuál va a ser su siguiente paso?

Voy a apelar hasta donde Dios, la ley y mi dinero me lo permitan. Voy a llegar hasta ahí pero quiero que sean honestos. La Fiscalía quiere armar una cortina de humo con mi caso por lo que les está pasando a ellos que están vinculando al fiscal general con el cartel de Texis indirectamente. Esta semana se conocieron cartas de la DEA, se conoció un video incriminador, son cosas palpables, pero no, agarran a Leonel Flores que ni estoy allá, que me ando ganando mis sustento día a día y dicho sea de paso me quitan mi patrimonio familiar que he hecho desde que soy profesional de la medicina.

¿Siente que ya ha sido juzgado mediáticamente?

Me preocupa este linchamiento mediático y esta condena mediática. Es un juicio político el que me han montado y eso lo tengo claro. Belarmino Jaime y Sidney Blanco están ejerciendo una gran presión para llevarme a juicio.

¿Cómo es que la Fiscalía llega a hablar de una cifra consolidada de más 800 mil dólares que usted no ha podido justificar?

Probidad hace una suma de $600 mil, y no me dieron la oportunidad de comprobar el origen de ese capital pero ya lo hice. Lo que no he podido justificar anda por 18 mil dólares.

¿Cómo es que usted baja hasta esa cifra?

Yo viajaba a Estados Unidos, y la gente me pedía que les llevara a El Salvador computadoras, Ipods y esas cosas. Yo tengo un hijo que trabaja en una tienda de computadoras y ahí las compraba. Entonces yo las pagaba con tarjeta de crédito y me lo pagaban en efectivo en El Salvador. Esos son los $18 mil.

¿Quiénes le pedían que trajera esos aparatos?

Hato (Hasbún), el expresidente, diputados que le pedían a Hato que me pidiera a mí, y esos son los $18 mil que no he podido justificar, pero si le pregunta a las personas si yo alguna vez traje encargos, dirán que sí.

Sobre la audiencia final del proceso civil que inició este lunes ¿cuál es su valoración?

Aquí se ha dado otra anomalía y es que la defensa y la parte acusadora pueden entrevistar a los testigos pero esta vez no permitieron que los testigos de la parte acusadora fueran entrevistados por mi defensa. Dije a mi abogado que ‘con tal que dijeran la verdad yo no tenía ningún problema’. De igual forma, pedí al consejo directivo del ISSS que no ocultaran ninguna información sobre mi gestión, especialmente en lo financiero.

¿Y qué encontró la Cámara?

La Cámara no encontró nada. Mandamos una constancia de la Corte de Cuentas diciendo que no hubo irregularidades durante mi administración, pero no la aceptaron en el proceso. No encontraron nada.

Mi juicio lo han hecho mediático. Con el caso del expresidente Tony Saca, sale la Fiscalía allanando las propiedades y las de su primo Herbert Saca, entonces sale otra vez Sidney Blanco a decir que yo estaba vinculado con Herbert Saca en la compra de carros caros a precios baratos.

¿Pero usted hizo negocios con Herbert Saca?

Yo compré un carro al autolote “HS Import” al hermano de Herbert por cierto, que fue quien me atendió, y lo compré caro y todavía lo tengo.

¿Cuál ha sido entonces “su pecado”?

Yo fui amigo del expresidente y ese fue mi mayor pecado. Yo y mi familia hemos pagado caro y llorado lágrimas de sangre por este proceso que por una venganza por querer perseguir a una persona como es al expresidente, estamos pagando nosotros. El meollo del asunto es que es una gran cortina de humo (lo del caso). Hacen extensión de dominio cuando no han demostrado que mis bienes son ilícitos.

¿Considera que ya fue juzgado mediáticamente?

Pueden decir por la vía mediática que yo estoy mintiendo pero pregunto a todos los que me acusan ¿dónde está el dinero de la Hacienda Pública faltante por el que me están fusilando?

No pueden destruir la vida de una persona que no tiene ninguna mancha antes de llegar a El Salvador. No pueden destruir a una persona solo por especulaciones, por venganzas o por odio. Tengo bastantes pruebas, justificaciones que ni siquiera las ven. Dicen que estoy por ejemplo vinculado a la compra y venta de carros baratos y cuando yo solo un carro he comprado a ese lugar (HS Import). Yo creo en la justicia porque vengo de un país donde la justicia se cumple (es ciudadano estadounidense). Que se acuerden que están juzgando un ciudadano estadounidense y que estoy trabajando con algunas personas en Estados Unidos.

 

Comentarios