• Diario Digital | Lunes, 22 de Octubre de 2018
  • Actualizado 14:31

Servicios - PIDEN AYUDA

Hondureñas de escasos recursos llegaron con $5 a San Salvador para que embarazada fuera atendida por especialistas que no tienen en su país

La mujer dio a luz a un niño que sufrió na serie de complicaciones de las que hasta la fecha no se tiene un diagnóstico certero por lo que fue trasladado al Hospital Nacional de Niños "Benjamín Bloom" para que le realicen un ultrasonido

Hondureñas de escasos recursos llegaron con $5 a San Salvador para que embarazada fuera atendida por especialistas que no tienen en su país

La distancia no fue obstáculo para una familia hondureña que hace unos meses decidieron emprender un largo viaje a San Salvador para que una de sus integrantes recibiera la atención médica en el embarazo de su hijo quien ha sufrido complicaciones que no hasta el momento no cuentan con un diagnóstico certero.

La embarazada y una de sus cuñadas llegaron al país hace dos meses, según lo relatado por ambas la visita que realizaron fue con motivos médicos ya que aseguran que en el país hay médicos más preparados que en Honduras.

“Venimos a San Salvador porque hay más especialidades que en Honduras y nosotros queríamos que el niño viviera”, aseguró María, quien mantiene enterado a su hermano de lo que le sucede con la pareja de él.. 

Según la mujer, el plan inicial de la familia no era dar a luz en El Salvador, pero las complicaciones sufridas llevaron a que su sobrino naciera en el Hospital Nacional de la Mujer, donde necesitó de siete bolsas de sangre por su delicado estado de salud.

La familia pasó apuros al no tener donantes que repusieran la sangre que se les iba a entregar, único requisito solicitado en los hospitales de la red pública, algo que también es muy diferente a Honduras.

“Si nos hubiéramos quedado en Honduras tendríamos que haber pagado casi $50 por bolsa de sangre si no encontrábamos donantes  y nosotros no contamos con el dinero necesario para eso”, aseguró María.

Al poco tiempo de vida, el bebé necesitó otra bolsa de sangre; María  se ofreció a ser la donante pero los exámenes arrojaron que ella tenía anemia y por esa razón no pudo donar.

Desesperada, la mujer decidió hablarle a su hermano para que viajara desde Honduras con dos donantes más. Algo que pudo lograr prestando dinero para obtener los pasajes de ida y regreso para todos que llegaron con poco dinero y nada en el estómago. .

Pero el principal problema de la familia está en el bebé quien al nacer sufrió una serie de complicaciones de las que hasta la fecha no se tiene un diagnóstico certero por lo que fue trasladado al Hospital Nacional de Niños "Benjamín Bloom" para que le realicen un ultrasonido y así determinar la zona a operar.

Durmió en la calle y pasó hambre durante tres días 

Las mujeres llegaron a El Salvador gastando aproximadamente $5 en pasajes de los autobuses más económicos y así poder tener un poco de dinero.

El no tener a nadie a quien acudir en el país llevó a María a dormir en la calle frente al hospital en el que estaba naciendo su sobrino.

Esos primeros tres días fueron los más duros para ella, pasó bajo la lluvia, aguantando frio y sin nada en su estómago, todo para que sus familiares estuvieran en las mejores condiciones.

La trabajadora social del hospital se enteró de su situación y la refirió a un albergue en el que fue bien recibida por las madres encargadas del establecimiento.

Desde entonces, María cuenta con un techo y comida para satisfacer su hambre, pero su angustia sigue latente al no saber que tiene su sobrino..

Si usted desea apoyar a esta joven puede comunicarse directamente con este medio, nosotros brindaremos la información necesaria para que la ayuda llegue a ellos.

Comentarios