• Diario Digital | Jueves, 30 de Marzo de 2017
  • Actualizado 12:33

Sucesos - EN SAN SALVADOR

Por cumplir fantasía sexual patrón drogó a dos empleadas domésticas, madre e hija, y al padre de familia

Previo a la agresión sexual el hombre intentó pagarles para realizar un trío con las mujeres a quienes en un inicio contrató como empleadas domesticas.

Imagen de referencia
Imagen de referencia
Por cumplir fantasía sexual patrón drogó a dos empleadas domésticas, madre e hija, y al padre de familia

El patrón de dos empleadas, madre e hija, les propuso en un primer momento tener un trío amoroso pero estas se negaron, por lo que posteriormente las drogó junto al padre de familia para dar rienda suelta a su capricho sexual.

El patrón de dos empleadas domésticas -madre e hija-, fue denunciado y apresado en San Salvador luego de haber sido acusado de proporcionar somníferos a las mujeres y al padre de familia, con el fin de adormecerlos y cumplir una fantasía sexual, según dijo un testigo a Diario El Salvador TIMES.

A inicios de 2016, Isabel y su hija Diana (nombres ficticios), fueron recomendadas a José (también de nombre cambiado para no afectar a las víctimas) por una conocida de este para que se hicieran cargo de la limpieza de su apartamento donde vivía solo.

El hombre las contrató a cambio de pagar $100 mensuales a cada una. Las dos mujeres estuvieron de acuerdo y viajaban desde el interior del país tres veces por semana para cumplir con las labores de la casa.

Al cabo de un mes, el hombre les propuso practicar un trío sexual por lo que les pagaría otros $100 a cada una, pero estas rechazaron el ofrecimiento aunque siguieron llegando al apartamento “por necesidad”, dijo el testigo.

José no volvió a tocar más el tema y las mujeres dieron por cerrado el caso. El sujeto se mostró incluso mucho más amigable para ganarse la confianza de ambas y hasta se hizo amigo del esposo de Isabel a quien alguna vez invitó a su apartamento en plan cordial.

Al pasar tres meses de trabajo, el hombre planeó una cena e invitó a la familia de sus víctimas para departir, pero colocó en las bebidas un somnífero que dejó inconscientes a sus tres invitados.

Con el padre de familia fuera de sí, el patrón procedió a violar a las mujeres que también estaban drogadas.

Luego de haberlas abusado dejó a los tres semiinconscientes sobre una calle muy transitada en la capital y se marchó.

Al reaccionar, la familia ultrajada intentaba recordar lo sucedido en casa de José pero fue en vano hasta que las dos mujeres se percataron de que no portaban ropa interior.

Al momento recordaron la propuesta que hacía unos meses había hecho el patrón, y decidieron ir a un puesto policial a interponer la denuncia por posible agresión sexual.

Las dos mujeres fueron remitidas al Instituto de Medicina Legal donde les hicieron exámenes médicos que determinaron que efectivamente habían sido víctimas de una violación, así como se identificó el fármaco con el que habían sido adormecidos.

Después de estos hechos, la policía procedió a la captura en flagrancia de José, y desde entonces guarda prisión a la espera de una audiencia que se llevará a cabo en los próximos días.

 

Comentarios