• Diario Digital | Lunes, 20 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 01:28

Sucesos - UN IMPLICADO YA FUE CONDENADO

Lo mataron después de pelearse con una “jaina”

El muerto era miembro de la MS y por rencillas internas habían decidido ejecutarlo. Lo mataron cuando se transportaba en su moto en las cercanías del Parque Infantil de San Salvador.

Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Lo mataron después de pelearse con una “jaina”

Eran alrededor de las 3:45 de la tarde cuando vieron a “Jacobo” discutir con la novia del “Cadejo”, todos miembros de la MS.  Ella le reclamaba, él escuchaba atentamente mientras estaba sentado en su motocicleta. Él no se imaginaba que la discusión sería el preámbulo de lo que estaba por llegar y que estaba a pocos minutos de su muerte.

Arrancó la motocicleta y a pocos metros seis balazos se escucharon. “Jacobo” cayó muerto en la calzada entre la 3ª avenida Norte y la 3ª calle Poniente, en pleno centro de San Salvador. Los vendedores de la zona salieron corriendo para resguardarse de la balacera.

Uno de los vendedores de dulces y galletas de la zona vio todo. Fue él quien contó como “Jacobo” peleó minutos antes con un "jaina" (como se conoce en el caló pandilleril a las mujeres de los delincuentes) y como “El Taca” junto a otro sujeto se fueron siguiéndolo; después se sumó a la escena “El Zancudo”.

El testigo no vio cuando le dispararon, pero oyó cada una de las balas que perforó el cuerpo de “Jacobo”. Fueron las cámaras de videovigilancia las que se encargaron de registrar el asesinato del marero, quien fue identificado como Daniel Obed Nego Olivo Alfaro, de 23 años.

Las imágenes muestran como “El Zancudo”, quien posteriormente fue identificado como Ever Antonio González Marenco, recibió un arma que minutos después fulminaría la vida de “Jacobo”.

El caso se conoció en el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador, donde se escuchó el testimonio de dos vendedores que tenían régimen de protección, además de mostrarse las imágenes de las videocámaras.

El juicio se desarrolló solo contra de González Marenco, quien hasta el momento es el único sujeto que ha ido ante la ley por este hecho.

El juez lo encontró culpable de quitarle la vida a su compañero de fechorías en una clica que opera en el centro de San Salvador. González Marenco fue condenado a 20 años de prisión.

Comentarios