• Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 19:43

Internacionales - Un mes de turbulencias

Con gases lacrimógenos, gobierno de Maduro repele marchas opositoras

El gobierno de Nicolás Maduro sacó a la calle antimotines y camiones blindados para evitar el paso de los manifestantes.

Protestas en Venezuela el 1 de Mayo
Opositores y policías volvieron a enfrentarse durante las marchas del 1 de Mayo. Foto: AFP
Con gases lacrimógenos, gobierno de Maduro repele marchas opositoras

Fuerzas de seguridad de Venezuela lanzaron bombas lacrimógenas contra marchas de opositores en Caracas durante una jornada de manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro en este 1 de Mayo, cuando se cumple un mes de protestas en el país.

Miles de opositores se movilizaban en varios sectores de Caracas para intentar confluir en las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Consejo Nacional Electoral (CNE), en el centro, pero eran dispersados con una lluvia de gases.

Los manifestantes buscaban reagruparse y retomar vías alternas a las bloqueadas por los efectivos de seguridad con barreras metálicas y camiones antimotines. Grupos de jóvenes encapuchados les lanzaban piedras. "Libertad", gritaban.

En los choques, registrados sobre todo en el oeste de Caracas, un diputado resultó herido en la cabeza. Otras protestas opositoras, que exigen elecciones generales, también ocurrían en ciudades del interior del país.

"Estoy en pie de lucha hasta que Maduro se vaya. Esto es una dictadura disfrazada", declaró a AFP Matilde Rodríguez, de 67 años, habitante del popular barrio Petare (este), en la Plaza Altamira, feudo opositor.

Maduro aumentó el salario mínimo

En víspera del Día del Trabajador, Maduro, quien era esperado en la concentración chavista en la céntrica Plaza Bolívar, aumentó el ingreso mínimo mensual -salario básico y bono alimentario- a 200,000 bolívares (280 dólares a la tasa oficial más alta y 50 dólares en el mercado paralelo).

"Eso nos ayuda a paliar esta situación que estamos viviendo por la guerra económica de la derecha. Estamos marchando en apoyo a Maduro y a la revolución", dijo a AFP Edmundo Marcano, de 55 años, quien se vistió de rojo para la marcha.

La oposición afirma que el reajuste salarial muestra "el desastre del manejo económico", y que la crisis se resolverá cuando salga del poder Maduro, cuya gestión, que termina en enero de 2019, rechazan siete de cada diez venezolanos, según encuestas privadas.

El país con las mayores reservas petroleras del planeta sufre una severa escasez de alimentos y medicinas y una inflación, la más alta del mundo, que el FMI cifra en 720% para 2017.

Comentarios