• Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

Judiciales - Disputa de vecinos

Tras ser acusado de fotografiar a su vecina para entregársela a los pandilleros, un anciano fue absuelto por un jurado

El imputado, quien labora como fotógrafo, le habría tomado fotos y videos a la víctima, a quien amenazó con darle ese material a los pandilleros para darle una "asustadita".

anciano
Imagen referencia.
Tras ser acusado de fotografiar a su vecina para entregársela a los pandilleros, un anciano fue absuelto por un jurado

Un anciano de 73 años fue acusado por su vecina de haberla amenazado, tras haberle tomado fotografías para que los pandilleros de la zona le dieran "una asustadita", sin embargo, un jurado de cinco ciudadanos decidió absolverlo de toda responsabilidad.

El hombre, identificado como Pedro O., es vecino de Astrid M., una mujer de 32 años, quien labora como secretaria. Ambos residen en un condominio de apartamentos ubicados en Ayutuxtepeque.

De acuerdo a Jonathan M., el hermano de la víctima, todo el problema que fue llevado hasta las instancias de los Tribunales de Sentencia inició cuando Astrid compró un terreno cerca de los condominios que –según él- es usurpado por familiares del fotógrafo. A raíz de ello, surgieron diversas diferencias entre vecinos, pero la finalidad del imputado era de que la mujer abandonara el edificio de residencia.

Astrid sostiene que Pedro la ha tratado de intimidar con “echarle” a las pandillas en su contra. El 21 de mayo de 2017, ella realizaba diversos quehaceres en su apartamento y tuvo de visita a su hermano, quien al cabo de unas horas decidió irse.

Justo cuando eran las 5:00 de la tarde, Jonathan empezó a bajar las gradas del edificio y observó que Pedro le había tomado varias fotografías y además lo grabó en video. con el celular. Por estas acciones, el joven decidió llamar a Astrid, quien salió de su apartamento y –de acuerdo a ella- también fue fotografiada por el anciano.

Ella decidió tomar su aparato móvil y también le tomó fotografías de lo que el imputado realizaba para tener como prueba la amenaza que recibió: “Vaya, hoy ya te tengo. Ya vas a ver lo que te va a pasar”, le habría dicho el anciano.

“Ahora ya tenemos las fotos de ella, hay que dárselas a los mareros y darle una 'asustadita'”, le dijo Pedro, según lo que expuso la afectada cuando compartió su testimonio ante el juez del Tribunal 5° de Sentencia. 

Astrid acusó a Pedro por el delito de amenazas y debido a que es un delito que puede ser excarcelable fue un jurado compuesto por cinco ciudadanos los que decidieron sobre la inocencia o la culpabilidad de Pedro. 

Fue entonces que por decisión unánime decidieron absolverlo de todos los cargos, pese a que Astrid indicó sentir temor por las amenazas.

Comentarios