• Diario Digital | domingo, 20 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:09

Judiciales - San Salvador

Condenado por intentar cobrar cheque a nombre de otra persona en Procredit

Pretendió retirar el efectivo, pero la dueña fue alertada y congeló la cuenta.
Rigoberto Molina Chávez fue condenado por cobrar un cheque de otra persona. Foto cortesía Centro Judicial Isidro Menéndez.
Rigoberto Molina Chávez fue condenado por cobrar un cheque de otra persona. Foto cortesía Centro Judicial Isidro Menéndez.
Condenado por intentar cobrar cheque a nombre de otra persona en Procredit

Uno de los dos acusados de cobrar cheques por $1,700 a nombre de otra persona fue sentenciado a prisión por el delito de hurto.

Rigoberto Molina Chávez llegó hasta una agencia de Procredit (ahora Atlántida) a cambiar un cheque a nombre de otra persona, pero no pudo porque en ese mismo momento la víctima fue alertada y congeló la cuenta.

Cuando la víctima llegó al banco se dio cuenta de habían un faltante de $1,700 por lo que interpuso la denuncia ante las autoridades. El banco facilitó información y se dieron cuenta que una mujer, Jessica Teysi Gallardo Galdámez, había cobrado un cheque a nombre de la víctima.

Molina Chávez fue capturado y presentado ante el Juzgado de Sentencia de San Salvador donde fue declarado culpable, razón por la cual fue sentenciado a tres años de prisión.

Sin embargo, la pena de cárcel le fue cambiada por medidas sustitutivas a la detención, siempre y cuando pague $1,700 a la víctima.

Mujer sí cobró el cheque y huyó

Mientras tanto, las autoridades informaron que Gallardo Galdámez, permanece prófuga de la justicia desde el 20 de febrero de este año, día en que retiró el dinero de la agencia bancaria.

La víctima explicó en los tribunales que le parecían extraños algunos elementos del caso, como que en su talonario de cheques hagan falta dos números de serie, uno que utilizó la mujer y otro que pretendía utilizar el hombre.

Expresó que podría ser que cuando le dieron la chequera alguien los haya extraído de forma aleatoria y de alguna manera llegaron a los victimarios.

El otro elemento al que se refirió fue que para cobrar el cheque la mujer debía falsificar la firma; no obstante, en el proceso judicial no aparece acusada de falsedad material.  

Comentarios