• Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 18:55

Judiciales - Chalatenango

Pandilleros condenados por exigir $100 a cambio de no asesinar a una víctima de extorsión

Fueron enviados a purgar ocho años de condena en prisión.
Centros Penales
Foto: Dirección General de Centros Penales.
Pandilleros condenados por exigir $100 a cambio de no asesinar a una víctima de extorsión

Siete integrantes de una pandilla fueron encontrados culpables del delito de extorsión en perjuicio de un ciudadano en Chalatenango y condenados a purgar ochos años de cárcel.

Los condenados son Juan Ramón Yanes López, Neftalí de Jesús Rivas Landaverde, Emmanuel de Jesús Sánchez López, José Fredy Yenes Peña, Carlos Enrique Hernández Castro, Jonathan Guevara Navarro y Ernesto Antonio Castro Escobar.

La investigación señala que a finales de enero de 2019 los mareros le exigieron $100 a un poblador de Nueva Concepción Quezaltepeque, municipio de Chalatenango, a cambio de no asesinarlo a él o a su familia.

A principios de febrero de ese año los sujetos buscaron de nuevo a la víctima y con un arma de fuego en la mano, Sánchez López le exigió que le entregara la “la feria” que le habían pedido días atrás.

“Zeta 2-2019”, nombre clave de la víctima por régimen de protección, entregó los $100 por miedo a morir él o algún familiar, acto seguido otro de los mareros le pidió que estuviera pendiente ya que “le avisarían si querían más feria”.

El ciudadano decidió interponer la denuncia a la Policía Nacional Civil (PNC) y a la Fiscalía General de la República (FGR) logrando que se emitiera una orden de captura contra los antisociales el 30 de abril de ese año.

Los sujetos fueron detenidos y en medio de una rueda de reos fueron identificados por la víctima lo que valió, sumado a la prueba pericial y el relato de los testigos, para acusados de extorsión.

El Tribunal de Sentencia de Chalatenango validó la investigación de los fiscales de la unidad de delitos relativos al patrimonio privado y condenó a los arrestados a pasar ocho años en un centro penal.

Chalatenango-19

Comentarios