• Diario Digital | jueves, 22 de febrero de 2024
  • Actualizado 13:48

Judiciales - San Salvador

Cuatro exfuncionarios de Mauricio Funes confiesan que recibieron sobresueldos y prometen reintegrar dinero

Otros seis exfuncionarios de la administración Funes no se sometieron al proceso abreviado, en su mayoría porque se encuentran ausentes, fuera del país, en calidad de prófugos de la justicia.

Funcionarios Mauricio Funes
Foto EST/Cortesía FGR
Cuatro exfuncionarios de Mauricio Funes confiesan que recibieron sobresueldos y prometen reintegrar dinero

Cuatro exfuncionarios del gobierno del expresidente Mauricio Funes (2009-2014) confesaron que recibieron sobresueldos mientras fungieron en sus cargos públicos, con la finalidad de evitar la vista pública y una condena de cárcel. Por ello, luego de la confesión ante el juez, los exfuncionarios se comprometieron a restituir los fondos públicos que fueron sustraídos para pagarles sus sobresueldos.

Estas confesiones ocurrieron el pasado 30 de noviembre durante la audiencia preliminar por el caso de sobresueldos en la administración presidencial Funes, que se llevó a cabo en el Juzgado Tercero de Instrucción de San Salvador contra 10 exfuncionarios del exmandatario.

Los cuatro exfuncionarios que confesaron haber recibido sobresueldos son el exministro de Hacienda, Carlos Cáceres, quien restituirá $210,000; el exviceministro de Agricultura y Ganadería, Hugo Flores, quien se comprometió a regresar $174,000; la exviceministra de Salud, Violeta Menjívar, quien deberá devolver $177,000; y la exviceministra de Ciencia y Tecnología, Erlinda Hándal, hija del fallecido líder del FMLN Schafik Hándal, quien prometió restituir $162,000. 

Los cuatro exfuncionarios se sometieron a un proceso abreviado y confesaron la receptación ilegal del dinero público. El juez, ante la confesión y el compromiso de devolver el dinero que recibieron de forma ilegal, decidió condenarlos a tres años de prisión que serán sustituidos por trabajos de utilidad pública.

Mientras tanto, otros seis exfuncionarios de la administración Funes no se sometieron al proceso abreviado, en su mayoría porque se encuentran fuera del país en calidad de prófugos de la justicia.

El único presente fue el exviceministro de Trabajo, Calixto Mejía, quien no accedió al procedimiento abreviado. Mejía fue enviado a juicio por el juzgado, así como a los otros cinco ausentes: el exvicepresidente Salvador Sánchez Cerén, el exministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, la exviceministra de Medio Ambiente, Lina Pohl; el exministro de Agricultura y de CEPA, Guillermo López Suárez; y el exministro de Justicia y Seguridad Pública, José Manuel Melgar. 

La Fiscalía acusa a Mejía de haberse apropiado ilícitamente, a través de sobresueldos, de $208,000. Mientras que a Sánchez Cerén lo acusa de haber recibido $530,000 de la partida secreta. También Martínez es señalado de haber recibido $290,000 en sobresueldos y Pohl es acusada de recibir $177,000. López Suárez está acusado de ser receptor de forma ilegal de $565,000 y Melgar de $150,000.

"De acuerdo al dictamen de acusación presentado por la Fiscalía General de la República, los exfuncionarios se enriquecieron ilícitamente sustrayendo de las arcas del Estado un total de $2,643,000, en el periodo 2009-2014, utilizando la figura de sobresueldos, en la cual se otorgaban bonos adicionales al salario mensual que recibía cada funcionario", informó la oficina de prensa de los Centros Judiciales.

Comentarios