• Diario Digital | martes, 31 de enero de 2023
  • Actualizado 00:00

Judiciales - Presunto socio de Mauricio Funes

Miguel Menéndez, “Mecafé”, continuará detenido por supuesto lavado de dinero y de activos en caso El Chaparral

La audiencia inicial contra “Mecafé” fue desarrollada el pasado 5 de enero: la Fiscalía presentó el requerimiento en donde se le atribuyen tres delitos, según indicó la Unidad Especializada Contra el Lavado de Activos.

Miguel Menéndez
Miguel Menéndez, “Mecafé”, continuará detenido por supuesto lavado de dinero y de activos en caso El Chaparral

El Juzgado 9° de Paz de San Salvador determinó que el empresario salvadoreño Miguel Menéndez, conocido como “Mecafé”, continúe bajo prisión preventiva, luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) lo acusara de los delitos de lavado de dinero y de activos, peculado y agrupaciones ilícitas por el caso El Chaparral.

La audiencia inicial contra “Mecafé” fue desarrollada el pasado 5 de enero, en donde el ministerio público presentó el requerimiento por los tres presuntos delitos, según indicó la Unidad Especializada Contra el Lavado de Activos.

Aparte de Menéndez, entre los acusados está el expresidente de la República Mauricio Funes. En calidad de reos ausentes también están la compañera de vida del exmandatario, Ada Michelle Sigüenza, de 28 años de edad; José Leopoldo Samour Gómez, de 72 años;  Mario Federico Piagostini Maiochi, de 54; y José Efraín Quinteros, de 46 años.

De acuerdo a lo señalado por la FGR, Samour, siendo presidente de la CEL, habría desembolsado 108.5 millones de dólares a la empresa ASTALDI, misma que construía la presa El Chaparral, en San Miguel. El desembolso se hizo mediante la negociación directa de Funes y Menéndez con la empresa, a pesar de que la obra solo había avanzado en un 29%. El desembolso equivalía al avance de la obra de un 50%. Es decir que ASTALDI solo debió revivir 69 millones de dólares.

Del excedente entregado a ASTALDI, esta empresa habría retornado en dádiva a Funes y a Menéndez 3.5 millones de dólares, los cuales fueron a empresas “offshore” establecidas en Panamá, desde donde parte del dinero habría ido a parar a una empresa de Ada Michelle Sigüenza, según los fiscales.

Comentarios