• Diario Digital | sábado, 11 de julio de 2020
  • Actualizado 07:51

Judiciales - QUEZALTEPEQUE, LA LIBERTAD

Subinspector de la PNC y su hijo fueron asesinados en "rito" de iniciación de pandillas

Las víctimas recibieron al menos 40 disparos con fusiles, además, en el atentado resultó herida la esposa del jefe policial quien fue llevada a un hospital.

Foto: Fiscalía.
Foto: Fiscalía.
Subinspector de la PNC y su hijo fueron asesinados en "rito" de iniciación de pandillas

El reloj marcaba las 5:00 de la mañana del miércoles 16 de noviembre cuando cuatro pandilleros de la MS asesinaron a un subinspector de la Policía junto a su hijo en el cantón San José Los Planes, municipio de Quezaltpeque, La Libertad.

El subinspector asesinado fue Lorenzo Antonio Rojas Herrera, de 47 años, y su hijo Marvin Edgardo Rojas Alvarado, de 22. Las víctimas recibieron al menos 40 disparos con fusiles, además, en el atentado resultó herida la esposa del jefe policial quien fue llevada a un hospital.

Herrera estaba destacado en la sección de Análisis de la División de Investigaciones (DIN) de San Salvador y al momento del ataque gozaba de su licencia.

Las víctimas salieron de su casa y se disponían abordar su vehículo que los trasladaría a sus destinos, pero sus vidas fueron segadas por los cuatro antisociales en un "rito" de iniciación de pandillas.

El doble crimen fue planificado con tres días de anticipación por los cuatro delincuentes para que uno ellos ingresara a la pandilla.

En esos tres días, junto a otros tres pandilleros más anduvieron rondando cerca de la casa de Herrera para ver el lugar y como debía hacer el atentado.

Antes de los asesinatos, el nuevo integrante debía pasar un "chequeo" y después matar a sus víctimas para que fuera "brincado" (aceptado) dentro de la estructura criminal.

Seis meses después la Policía capturó a los cuatro implicados cuyos nombres son: Jorge Alberto Hernández, Heriberto Crespo Salinas, Cristian Geovani Mendoza Hernández y José Alfredo Jiménez Fernández.

Condenados a 40 años de prisión

El martes se realizó la vista pública contra los sujetos en el Juzgado Especializado de Sentencia "C"  de San Salvador en donde fueron condenados a 40 años de prisión.

La jueza de dicho tribunal validó la declaración de testigos entre ellos uno criteriado y las pruebas pericial y documental presentada por el fiscal del caso para dictar la sentencia.

En un inicio se les acusó por el delito de homicidio agravado, pero la juzgadora lo cambió al delito de homicidio agravado en complicidad necesaria.

La Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidio de la Fiscalía confirmó que el juicio se realizó por segunda vez por la disposición de la Cámara Especializada de lo Penal de San Salvador ante la apelación presentada por los abogados de los acusados.

Los cuatro pandilleros guardan prisión en el penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca, mejor conocido como "Zacatraz".

Comentarios