• Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 00:00

Política - a propuesta de Gallegos

Diputados se atenderán en clínica del ISSS, viajarán menos y ya no comprarán más carros de lujo

Todas estas reformas son parte de las nuevas medidas que está tomando la junta directiva de la Asamblea Legislativa para el presupuesto del próximo año, pese a que ya fue aprobado.

Fachada Asamblea
La idea sería generar ahorros al presupuesto por $59 millones que tiene asignado la Asamblea para el próximo año.
Diputados se atenderán en clínica del ISSS, viajarán menos y ya no comprarán más carros de lujo

La Asamblea Legislativa, una de las instituciones más cuestionadas y desprestigiadas por los salvadoreños por los gastos que realiza, ha dado un giro en los últimos días, y parece que en adelante le apostará a la austeridad.

La junta directiva ya ha dado algunos pasos en esta vía y ha decidido hacer una disminución considerable al seguro médico privado, recortar viajes y viáticos, y cerrar la posibilidad de comprar más vehículos con fondos públicos.

Así, para el caso del seguro médico privado, la junta directiva decidió declarar desierta la licitación que se hizo el pasado 10 de octubre, porque el monto ofertado excedía a lo presupuestado. El momento fue aprovechado para elaborar las nuevas bases que dejan por fuera enfermedades leves, para que los empleados y diputados se atiendan estos padecimientos en las oficinas del ISSS.

En cuanto a los viajes y viáticos para 2017, la junta decidió que se haga un recorte de $200,000 en la compra de boletos; es decir, que este rubro para el próximo año será de $400,000 que representa una disminución de un 30%.

Asimismo, la licitación que se había abierto para la compra de seis pick up 4x4 y dos microbuses por $250,000 también fue declarada desierta y el nuevo presidente de la Asamblea, Guillermo Gallegos, decidió ya no continuar con las compras, y ordenará que no se compre ningún vehículo más.

Clínica del ISSS atenderá enfermedades leves

Gallegos informó que se ha creado una comisión dentro de la junta directiva que elaborará las nuevas bases de licitación del seguro médico privado para empleados de la institución que hará restricciones para que no sea tan oneroso.

“Se van a sacar todas las enfermedades no graves; enfermedades que se pueden atender en el ISSS van a quedar ya no contempladas dentro del seguro médico hospitalario”, anunció el nuevo presidente de la Asamblea.

La Asamblea destina $6 millones anuales para el pago del seguro médico de su personal.

El vicepresidente de la junta, Francisco Merino, confirmó que ha habido un abuso de este beneficio, por lo que las empresas ya no tienen interés en licitar y si lo hacen “se disparan en los costos”, dijo.

“Por un catarro se iban a internar a Villavicencio (Hospital de Diagnóstico) y se echaban un fin de semana como que estaba en un resort y ya venían el lunes sin ‘mocosera’. Eso era lo común y se ponían de acuerdo y se iban a internar. Todo ese tipo de condiciones se van a quitar porque se verían aquí en la clínica (empresarial)”, aseguró.

A todos los empleados de la Asamblea se les descuenta la cuota del Seguro Social y en las instalaciones del recinto legislativo hay una clínica empresarial. Merino explicó que la idea es fortalecer este consultorio para que todas estas enfermedades leves sean atendidas en este lugar.

Gallegos aseguró que otro de los cambios que se incorporará al seguro es que los empleados nuevos tendrán que pasar al menos seis meses trabajando en la Asamblea para ser incorporados en la póliza de seguro. “Porque muchas veces viene gente enferma y eso nos encarece el seguro médico”, justificó.

Merino explicó que deberán correr con estas nuevas bases debido a que la segunda licitación saldría entre el 17 y 18 de diciembre. Y los tiempos se acortan para que la junta directiva tome una decisión con un seguro médico que sea incluso menor a los $6 millones que se han presupuestado para 2017.

Recortes en viajes

Otro de los temas en los que se han tomado cartas en el asunto, es en los viajes y viáticos. Para este 2017 se ha presupuestado $600,000 para boletos aéreos y $700,000 para viáticos.

Sin embargo, Merino anunció que uno de los acuerdos que ya se tomó es reducir un 30% el rubro de viajes, y así dejar el monto en $400,000. “Si hay menos número de viajes significa una menor cantidad de dinero a utilizar”, sostuvo. Aunque aseguró esto no significa que será usado todo el dinero.

A su vez explicó que se van a tomar medidas. Por ejemplo, no habrá viajes “masivos” de diputados de la misma fracción legislativa y se ha decidido reducir las misiones oficiales a tres miembros.

En cuanto a los viáticos, aseguró que se han restringido todas las misiones que piden un monto de participación y además se ha eliminado el doble viático. Es decir, que si el diputado ha sido invitado y la organización que lo lleva al extranjero corre con todos los gastos, la Asamblea ya no erogará fondos para ese viaje.

Asimismo, se tendrá un mayor control de verificación de para qué se realizará el viaje y cuáles serán los beneficios directos que tendrá la Asamblea o el país con la misión oficial. Si no se justifica el viaje, los diputados no podrán asistir, aclaró.

Ya no habrá carros nuevos para directivos

El próximo año y medio que Gallegos esté al frente de la Asamblea no habrá más compra de vehículos, así lo anunció el nuevo presidente.

Al momento, había una licitación abierta para la compra de ocho vehículos. Sin embargo, esta se declaró desierta y se ha decidido no insistir en la compra. “No hay votos y yo ya dije que en mi periodo no vamos a comprar vehículos”, subrayó Gallegos.

Por su parte, Merino aseguró que además camionetas como las que usan actualmente los directivos, marca Toyota Prado, ya no comprará la Asamblea. Explicó que estas son del año 2010 y aunque ya tienen más de 200,000 kilómetros y se tenga que incurrir en más gastos de reparación no se harán compras de este tipo.

“Y las que van dañándose, ni modo, no va a haber sustituciones de este tipo de carro, ese carro ya no se va a comprar aquí en la Asamblea. Lo que le quede de vida es quizá lo que queda de legislatura”, sentenció.

En cuanto al combustible que se le asigna a cada directivo con vehículo, Gallegos aseguró que aún no ha presentado propuesta, pero aseguró pedirá que se elimine este beneficio. “Trataré de eliminar el combustible totalmente para los diputados. Algún diputado puede tener la asignación de un vehículo, pero que le ponga él el combustible”, subrayó.

Actualmente, cada directivo tiene a su disposición 67 galones de combustible al mes, por lo que en promedio se destinan 1,800 galones en el mismo periodo.

Comentarios