• Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:27

Política - Asamblea Legislativa

Diputados recuerdan que ciudadanos que los insulten pueden ir presos 15 años

Por ARENA, Alberto Romero, dijo que los parlamentarios tienen "el arma" contra quienes los insulten y dijo que los agentes PPI deben capturarlos y entregarlos a la Policía. 
Alberto Romero durante plenaria
Diputados recuerdan que ciudadanos que los insulten pueden ir presos 15 años

Los diputados de la Asamblea Legislativa reaccionaron a los insultos que intercambió un ciudadano con el diputado por el FMLN Schafik Hándal y recordaron que ofender a los funcionarios públicos, incluidos los congresistas, tiene una pena de hasta 15 años de cárcel.

“Terrorista, hijo de puta, basura, mierda...”, entre otros fueron los términos en como se refirió el ciudadano al diputado y que este se los devolvió. Esa acción, dijeron durante la plenaria, podría llevar al hombre a la cárcel.

Además de señalar al ciudadano como “empleado” del presidente de la República, Nayib Bukele, expresaron que el mandatario tiene parte de la culpa por los “discursos de odio” que ha mantenido.

Por el partido ARENA, el diputado Alberto Romero, recordó que existe una normativa que castiga con cárcel de hasta 15 años a los que insulten a los funcionarios públicos por su calidad de autoridades o, incluso, a sus familiares.

“Dice el 152 B  el que realizare violencia contra funcionarios públicos, parientes (…) motivada por su calidad de servidor público, cualquiera de las referidas instituciones o por ser familiar de estos mediante acciones de amedrentamiento, hostigamiento, persecución, asecho, vigilancia, intimidación u otras formas de provocación será sancionado con prisión de cinco a diez años”, leyó Romero.

Romero agregó que se contemplan agravantes situaciones como insultar a un funcionario en la vía pública, vivienda del ofendido, centros educativos, lugares destinados a cultos religiosos, entre otros, y eso tiene cárcel de diez a 15 años.

“Señores diputados, ya tenemos el arma para ese tipo de gente que vino ahora en la mañana y los agentes que tenemos de Protección de Personalidades tienen el derecho de agarrarlos y entregarlos a la Policía, que les quede claro y hay que hacerlo”, advirtió.

La jefa de fracción del FMLN, Nidia Díaz, responsabilizó de futuros hechos de ese mismo estilo a Nayib Bukele porque el mismo habló una vez de “quemar a todos los políticos juntos”.

Los insultos, el resultado del actuar de los políticos

Mientras que Guillermo Gallegos, de GANA, dijo que algunos de sus colegas están preocupados por el “repudio” que la población les tiene, pero que es el resultado de actuaciones cuestionables que se han llevado a cabo desde la Asamblea donde muchas veces se interponen intereses partidarios a los intereses de la población.

“Es un tema que tiene preocupados a algunos —el repudio —el rechazo de la sociedad salvadoreña por el actuar de algunos políticos se está manifestado y querer prohibir vía decreto el que la gente esté indispuesta contra la actuación de la Asamblea es un poco complicado —es duro pero hay momentos en la vida en que uno tiene que enfrentar sus consecuencias y tener la cara para soportar esas situaciones y hoy en día le toca a muchos de ustedes, lo lamento, pero es la población reaccionando a actuaciones que la gente cree que no son las correctas”, reflexionó Gallegos.

Milena Mayorga, una de las diputadas separadas de ARENA, advirtió que la población está cansada que los parlamentarios no trabajen en temas importantes para la gente sino que solo los que les benefician a ellos y es por eso, agregó, que la gente está molesta.

“Es una rebelión social, sobretodo es por el cansancio porque no les estamos dando un sistema de pensiones digno, un sistema de transporte (…) vamos a perder votos y esto no es culpa del presidente es culpa de las malas decisiones que se toman acá en la Asamblea”, dijo.

Comentarios