• Diario Digital | lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:46

Política - Expedición a China 2018, primer contacto

Ge HuiJun: Con nuestro sistema político, el pueblo chino es el dueño del país

Episodio 5. Para los chinos, la estabilidad política generada por el control que se ejerce desde el Partido Comunista ha sido la base para crear una nación poderosa.

ge huijun2
Ge HuiJun, funcionaria del gobierno chino.
Ge HuiJun: Con nuestro sistema político, el pueblo chino es el dueño del país

La señora Ge HuiJun es una mujer delgada, afable y posee un cerebro privilegiado. Su frágil figura contrasta con el argumento que despliega cuando habla sobre el sistema político de su país, y la firmeza de sus palabras solo deja la incuestionable huella de que uno está frente a una mujer de mente brillante.

En el complejo de oficinas y residencias donde trabaja como Presidenta del Comité Provincial de Zhejiang de la Conferencia Consultiva del Pueblo Chino, recibe a la delegación de periodistas y funcionarios salvadoreños con palabras que van dejando una profunda impresión en el grupo.

Ahí, en las riberas del plácido lago del Oeste, en la ciudad de Hongzhu, la ciudad que hace dos años recibió a los líderes del G20, la señora HuiJun cuentas las cifras económica de esta próspera ciudad.

Nos dice que esta provincia mide 105 mil kilómetros cuadrados (cabrían más de 5 El Salvador) donde están 11 municipios y distritos.

Zhejiang tiene un Producto Interno Bruto de 760 mil millones de dólares y el ingreso per cápita es de 13 mil 400 dólares.

—Es una provincia poética, con el Gran Canal de Beijing a Hangzhou como una obra magnífica de la antigua China. En su seno se han encontrado ruinas de civilizaciones prehistóricas y tiene un alto nivel de desarrollo —dice mientras la escuchamos con atención. Frente a nosotros están, sentados, varios funcionarios políticos de la región que después serán nuestros compañeros en el banquete en que ella será anfitriona.

También nos cuenta que el alto nivel de vida de esta zona se debe a que la gente es muy trabajadora y que la tranquilidad es producto de la reducción de la brecha en el ingreso entre pobres y ricos.

Ofrece, durante su discurso, que habrá más cooperación amistosa entre Zheijiang (la provincia a la que pertenece la ciudad de Hangzhou). “Después de la apertura de relaciones diplomáticas estamos dispuestos a aprovechar esta oportunidad e incrementar la cooperación específica”, dice la funcionaria.

En el caso de esta provincia, el evidente estilo de vida alto es producto, además del proceso de reformas económicas, del pragmatismo con que se afrontan las cosas. Pragmatismo que se denota en la relación que tienen con la empresa privada. El consorcio Alibaba (competidor máximo de Amazon), por ejemplo, les ha llevado a rumbos determinantes de alianza para el combate a la pobreza: y gana el sistema porque hace felices a quienes salen de la pobreza… y también gana la empresa porque tiene más clientes potenciales a los que conquistar.

Ese mismo pragmatismo se observa, para el caso, cuando la señora HuiJun es llevada hacia el tema político.

Ge HuiJunMi pregunta fue directa. Su respuesta mucho más, y por eso vale la pena transcribirla sin edición.

—En El Salvador existe todavía un grupo considerable de la población que está en contra de las relaciones que se han abierto con China, y uno de los principales argumentos es que aquí, a diferencia de Taiwán, los ciudadanos no tienen libertades políticas, no tienen libertad de asociación en partidos políticos y que existe una particular presión para que no haya disidencia política.

Por favor explique eso y envíe una respuesta a las personas en El Salvador que todavía no confían en China por considerar que es un país donde no existen libertades políticas.

“Es una muy buena pregunta. Acabamos de establecer relaciones diplomáticas y con su visita pueden recordar cómo es realmente China.

“En la actualidad en China hemos desarrollado un camino de desarrollo de socialismo con características chinas, es un camino explorado por el pueblo chino durante largas y tortuosas luchas en la historia, y también este camino ha sido objeto de un amplio reconocimiento y gran acogida en todo el pueblo.

“En cuanto al sistema político, ahora aplicamos un sistema de cooperación de diferentes partidos políticos bajo la dirección del Partido Comunista.

“A lo largo de la historia moderna, China ha recorrido un camino muy largo y sin la estabilidad no existe la base para una nación.

“En China habíamos experimentado el período de revolución burguesa, pero no lograron el éxito.

“Como estipula la ley básica de China, la Constitución, los ciudadanos disfrutan de la libertad de voz y asociación y de creencia religiosa; entonces todos los chinos cuentan con los derechos democráticos.

“Le puedo explicar esto basándome en mi propia experiencia: yo nací en una zona rural y a través del examen para entrar en las universidades pude entrar a estudiar, y paso a paso he llegado hasta donde estoy hoy. Conozco el sistema político de otros países y de otros lugares del mundo y creo que una persona como yo, nacida en una familia corriente, debido a nuestro sistema político es que he tenido tantas oportunidades para llegar a donde estoy ahora.

“No necesitamos el apoyo de los grandes consorcios empresariales... solo basándonos en nuestros propios esfuerzos para hacer debidamente nuestro trabajo y ganar el reconocimiento del pueblo y de nuestro gobierno podemos tener oportunidades de desarrollo políticamente.

“Bajo el liderazgo del Partido Comunista de China tenemos la Asamblea Popular Nacional como el Órgano Supremo del Estado, el Supremo Poder del Estado, y con la Conferencia Consultiva del pueblo chino el sistema político da lugar a la cooperación entre los diferente partidos bajo la dirección del Partido Político.

“Bajo este sistema político, el pueblo es el dueño del país y pueden disfrutar de los derechos democráticos.

“Para evaluar un sistema político tienen que ver si el pueblo sale beneficiado o si se encuentra feliz, o como dice el presidente Xi Jinpin: para evaluar un sistema político hay que meterse en sus zapatos. El que usa los zapatos es quien sabe si es bueno o malo el sistema político. Creo que mediante su visita a nuestro país, las expresiones de la cara del pueblo le servirán como óptimo argumento”.

Como epílogo de la reunión, la señora HuiJun invita al grupo a un banquete. Hay brindis, palabras de amabilidad, fotografías y buenos deseos.

Tras abordar el autobús, los periodistas y funcionarios vuelven a comentar las respuestas de la funcionaria en el trayecto que esta vez nos llevará a la cosmopolita Shanghai, donde cerraremos este viaje.

Comentarios