• Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:12

Política - Análisis

Óscar Ortiz y Hugo Martínez salen al rescate de un FMLN lleno de dinosaurios políticos

El discurso de Hugo Martínez y el respaldo que recibió del vicepresidente Óscar Ortiz plantea la formación de un nuevo bloque dentro del FMLN que busca dar un aire de renovación al partido oficialista, tal como ocurrió en hace dos décadas.

Hugo Martínez y Oscar Ortiz
Hugo Martínez anunció este miércoles su precandidatura a la Presidencia, que recibió el espaldarazo de Oscar Ortiz. Foto: Vicepresidencia de la República
Óscar Ortiz y Hugo Martínez salen al rescate de un FMLN lleno de dinosaurios políticos

Casi dos décadas después, un nuevo soplo de renovación parece asomarse en el FMLN. Esos aires vienen impulsados por un ya conocido personaje de las ideas renovadoras en el partido, el actual vicepresidente Óscar Ortiz, quien ha comenzado a ganar adeptos y ha encontrado en el canciller Hugo Martínez a su principal punta de lanza dentro de este esfuerzo de remozar al partido frente a las presidenciales de 2019.

Este miércoles al mediodía, Martínez anunció que en las próximas horas se inscribirá como precandidato presidencial con miras a los comicios de febrero 2019. En la foto no apareció solo, junto a él estaba un sonriente Ortiz, quien no dudó en halagar las credenciales del canciller.

Martínez se convierte así en el primer efemelenista que le planta cara a la precandidatura de Gerson Martínez, el “caballo ganador” de la dirigencia farabundista. Su postulación podría interpretarse como el surgimiento de un nuevo bloque, de una nueva fuerza que medirá influencias con la actual dirigencia, comandada por Medardo González Trejo, y que sea capaz de enfrentar políticamente el poder que ostentan los “dinosaurios políticos”, como han llamado los detractores a la estructura principal actual del partido.

Tras el anuncio de la aspiración de Martínez, Ortiz dijo que se trata de “una gran noticia de cara al país, de cara a la izquierda democrática y progresista y de cara al FMLN. Hoy se abre un nuevo periodo de renovación política en el partido, de renovación política estratégica en la izquierda y sobre todo de refrescar nuestro planteamiento político de cara a los próximos años, al futuro”. Palabras claras que no necesitan de interpretación. No hace falta ser genio para entender el rumbo que se le quiere imprimir al Frente.

Aunque el término puede generar resquemor en muchos sectores del oficialismo, hay suficientes indicios para pensar que el FMLN está a las puertas de un nuevo movimiento renovador que dé un golpe de autoridad con la candidatura de Hugo Martínez.

Recuperar el proyecto histórico

Aunque ni Ortiz ni Martínez quisieron manifestarse expresamente sobre la actual dirigencia efemelenista, sí hubo palabras que dejan clara la intención del naciente movimiento: Recuperar el proyecto histórico del FMLN.

El mismo Martínez aseguró en su anuncio a la precandidatura que su postulación pretende “recuperar el proyecto histórico del FMLN, recuperando el vínculo con sus bases, recuperando el vínculo con su pueblo”. Tampoco hace falta más de un dedo de frente para saber que recuperar es volver a tener algo que se ha perdido.

Su postura de renovación fue reforzada por Ortiz, quien envió un mensaje claro: “El país demanda de una izquierda más abierta, más dinámica, capaz de integrar a todos los sectores, de crear puentes entre el sector público y privado, una izquierda que tenga la capacidad de dialogar permanentemente y construir las mejores condiciones que demanda el país, una izquierda que le preste atención especial a ese segmento de nuestra sociedad, como son los jóvenes”.

Hugo Martinez

Según diversos actores políticos nacionales, el FMLN actual no ha sido capaz de ser ese partido abierto, democrático y dialogante que El Salvador necesita.

En cambio, Ortiz no dudó en asegurar que Martínez representa ese cambio: “Es un líder político exitoso, de la tercera generación de la izquierda. No tengo ninguna duda que tiene las mejores credenciales no solo para convertirse en el próximo candidato presidencial del FMLN y de todas aquellas fuerzas con las que hagamos verdaderas alianzas, sino también tiene todas las credenciales para ser el próximo y un excelente presidente de la república".

El mensaje fue claro, Ortiz y Martínez pretenden recuperar la esencia histórica del FMLN con una visión de modernidad y apertura. “Vamos a devolverle la esperanza al FMLN, a su pueblo y vamos a garantizar esa perspectiva de victoria que siempre se ha tenido”, remató el canciller y aspirante presidencial.

Los aliados del nuevo movimiento

Históricamente, el FMLN no es un partido que se caracterice por tener voces disonantes al interior de sus filas. De hecho, la Convención Nacional del año 2000 eliminó el derecho que daban los estatutos a sus militantes para agruparse en “tendencias”.

Las diferencias que se marcaban por aquel entonces terminaron en la mayor purga interna del partido, lo que marcó la salida del icónico dirigente Facundo Guardado y otros más. 

Por ello, el trabajo actual ha sido muy cauto.

Desde la debacle electoral en marzo, diversas voces apuntaron sus dedos hacia la dirigencia de González Trejo como responsable de los resultados. Uno de ellos fue el alcalde reelecto de San Marcos, Fidel Fuentes, quien una semana después de las elecciones señaló con nombre y apellido a los culpables.

“Tenemos que cambiar el rumbo porque a la derecha le conviene que en la dirección del partido esté Lorena Peña, Blandino Nerio, Norma Guevara, gente que no da espacio a la apertura y no generan cambios”, dijo en una entrevista con El Salvador Times.

El mismo Ortiz expresó hace menos de un mes: “Estoy convencido que el FMLN tiene que hacer profundos cambios, estoy convencido que mi partido, el FMLN, tiene que actuar con inteligencia, con mucha apertura, con mucha humildad para construir la candidatura presidencial que va a representar a la izquierda y al FMLN en las próximas elecciones presidenciales”.

A Fuentes y Ortiz —las dos caras visibles de los nuevos renovadores— ahora se suma el canciller Martínez, la punta de lanza con la que el nuevo bloque buscará ganar terreno en el partido. Faltará determinar si otros cuadros de peso como Fabio Castillo, quien ha evaluado bien a Hugo Martínez como candidato, se suman a este esfuerzo.

¿Por qué Ortiz y Martínez?

Óscar Ortiz y Hugo Martínez son dos de los funcionarios mejor evaluados por los salvadoreños, pero además tienen algunas características políticas que los colocan en ventaja para liderar un movimiento renovador dentro del partido.

En el caso de Ortiz, el mismo presidente Sánchez Cerén lo empoderó recientemente al asignarle el papel de secretario de Planificación. Ese trabajo le ha valido para recorrer el territorio y estar presente en diversos lugares cercano a la población y a estructuras del partido.

Del lado de Martínez, no solo ha sido bien evaluado en su gestión, sino que es uno de los políticos efemelenistas con mejor proyección en sectores como los empresarios e inversionistas, pero sobre todo, frente a un aliado internacional: Estados Unidos. Su papel como canciller le ha permitido aparecer constantemente en las fotos con funcionarios estadounidenses, haciendo gestiones internacionales y mostrando el lado más afable del FMLN.

Tras conocer el anuncio de la aspiración presidencial de Hugo Martínez, se buscó la opinión de dirigentes del FMLN, pero su secretario general, Medardo González, se limitó a decir que sobre el tema de las candidaturas ya emitieron una postura y que no se referirían al tema.

Con este panorama, Óscar Ortiz y Hugo Martínez parecen haber sellado una alianza política que les permita salir al rescate de un FMLN lleno de dinosaurios políticos.

Dirigencia del FMLN en silencio

La bancada legislativa del Frente ha optado por el silencio respecto a las candidaturas que pueda presentar hasta el próximo domingo. El secretario general del partido y también diputado, Medardo González, manifestó a través de la unidad de prensa que "el tema ya ha sido abordado y la postura del partido es clara".

Anteriormente González señaló que uno de los acuerdos logrado en las encerronas luego de los resultados del 4 de marzo señalaba que no se iba  a dar respaldo de manera pública a ninguno de los precandidatos.

En este sentido el diputado Rolando Mata dio la bienvenida al primero de los precandidatos que ha informado se inscribirá y recordó que “la militancia del partido es la que va a decidir” en las próximas elecciones internas el 27 de mayo.

Comentarios