• Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:54

Servicios - Historias humanas

Gladys, una sobreviviente de cáncer y Guillain-Barré que lucha para obtener recursos y poder graduarse

La joven es toda una luchadora de la vida, pero sus esperanzas de graduarse se han visto opacadas por los elevados costos que implican.

Gladys Urquía foto tomada de su twitter
Gladys durante sus jornadas como comerciante. Foto tomada de su twitter.
Gladys, una sobreviviente de cáncer y Guillain-Barré que lucha para obtener recursos y poder graduarse

Gladys Urquía es una joven salvadoreña con muchas aspiraciones en la vida, una de ellas es concluir sus estudios universitarios; sin embargo, es posible que –como ella misma dice– no lo llegue a cumplir debido a los elevados costos de la graduación.

Parte de su historia la dio a conocer en sus redes sociales donde es muy activa; ella compartió una foto en la que se muestra a sí misma vendiendo papas en un puesto de venta informal haciendo alusión a que de esa forma es como se gana la vida y ha pagado su formación académica.

“Soy yo, vendiendo en el mercado para pagar la U. Ha sido difícil, pesado y desgastante, soy más que una simple vendedora del mercado, soy una joven llena de sueños y aspiraciones, actualmente egresada. No sé si haré el proceso de graduación, pero los tiempos de Dios son perfectos”, publicó respecto a su situación actual.

En sus redes sociales se describe como una hija de Dios, amante de la vida y comunicadora en proceso. Además, aseguró que es una sobreviviente de cáncer y de Guillain-Barré, este último padecimiento no tiene cura y en los casos más extremos puede llegar a paralizar el cuerpo y generar otras complicaciones de salud.

Constantemente publica citas bíblicas en las que denota su fe. “No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová. Salmos 112:7”, fue uno de los mensajes que compartió.

Su optimismo en este momento ha decaído: le preocupa no poder cubrir los costos de su graduación y es algo que lamenta. “Vivimos en el país de la desgracia y falta de oportunidades, vivimos en el país de lo imposible, vivimos en el país en que la educación se volvió un negocio, nadie les dice nada a los de las universidades privadas. $162 de un día para otro para poder iniciar proceso de graduación”, escribió.

“Me ha costado tanto todo, esfuerzos trabajar en el mercado y estudiar, para que todo se muera tan rápido. Todo ha sido en vano”, publicó recientemente.

Tras su publicación en las redes, muchas fueron las muestras de apoyo y admiración que recibió de parte de otros usuarios que la animaron a seguir adelante.

 

Comentarios