• Diario Digital | lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 17:02

Social - Se implementa desde 2013

Pago electrónico avanza a "paso de tortuga" en el transporte público

Tarde o temprano, el sistema de pago electrónico en el transporte público se implementará, todo depende de los acuerdos y negociaciones en la Asamblea Legislativa

pago-electronico
Pago electrónico avanza a "paso de tortuga" en el transporte público

A poco más de tres años de haberse implementado el pago electrónico en el pasaje del transporte público, la población sigue prefiriendo el pago en efectivo algo que según empresarios del sector se debe a los retrasos que se provocan desde la Asamblea Legislativa.

Miguel Castaneda, directivo del Sistema Integrado Prepago (Sipago), considera que las tres prórrogas aprobadas en la Asamblea Legislativa para que la población pueda pagar ya sea con tarjeta o efectivo el pasaje, son la principal causa de la apatía de la población a este mecanismo de pago.

"La gente se va acostumbrando al uso, pero es lento. Si se hubiera inducido desde el inicio a la sociedad, a estas alturas ya toda la gente pagara con tarjeta", sostiene Castaneda, quien además señala que aproximadamente un 25% de la población realiza el pago de forma electrónica.

El empresario remarca que este porcentaje de uso se debe al Sitramss donde se exige la tarjeta prepago. "Hay gente que utiliza el Sitramss y que al tener saldo en la tarjeta también paga su pasaje en los buses particulares", aseguró. 

Castaneda sostiene que actualmente hay un buen porcentaje de rutas de diferentes zonas de San Salvador que tienen implementado el sistema de pago electrónico "menos Soyapango que está un poco resistida pero hay rutas que lo han puesto; el asunto está en el decreto, si se hubiera vuelto obligatorio ya estaría funcionando", señaló.

Sobre el hecho de que en varias rutas el lector para hacer el pago electrónico se haya quitado o tapado con una bolsa negra, Castaneda considera que cada empresa tiene su argumento, aunque la mayoría lo ha hecho al notar poco uso y evitar que este se dañe.

Sobre el futuro de este proyecto, considera que "va a prosperar mientras se tenga voluntad política; el empresario quisiera un control de ingresos tal cual como lo tiene o pasar a otro modelo que no tenga que estarlo pagando, pero siempre va a tener que invertir y gastar en esto", dijo.

En este sentido explica que hay dueños de buses que prefieren recolectar el dinero sin control y confiando en las cuentas que les dan sus empleados -cobrador y motorista-, que pagar el 8.5% de sus ganancias, cifra que tiene Subes para administrar las ganancias de los transportistas.

Pagobus, una nueva opción

El viernes, empresarios del transporte aglutinados en la gremial Rutas Unidas, anunciaron la implementación de un sistema prepago alterno a la tarjeta Subes, denominado Pagobus que de ser aprobado por el Viceministerio de Transporte (VMT), lanzaría el próximo año.

Los creadores de Pagobus explicaron que las tarjetas prepago están en fase de prueba y que al igual que Subes van a trabajar con el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), a partir de enero 2017, fecha en la que se supone el pago electrónico deberá de ser una obligación.

Juan Pablo Álvarez, presidente de Rutas Unidas considera "con un proyecto de este tipo se le está apostando a la modernización del transporte", al mismo tiempo que destaca que de obtener el apoyo necesario dentro de unos años "vamos a poder tener un parque vehicular moderno".

Pagobus comenzaría sus operaciones en un 35% de los buses de las rutas que recorren los municipios de Soyapango, Ilopango, San Martín y Apopa y que actualmente no tienen instalado el sistema de Subes.

Álvarez señaló que la implementación de este sistema implicaría un aumento en las tarifas que rondará los $0.40 centavos. 

Pago electrónico cambia pago de subsidio

El representante de Sipago considera que cualquier tipo de pago electrónico es positivo para el país ya que con este se logra un mejor control en el pago del subsidio, que actualmente es de entre $200 y $400 por unidad de transporte. 

Con el pago electrónico, el gobierno estaría pagando $0.04 por pasajero movilizado por cada ruta "si se ponen de acuerdo y no dan prórroga y esto cambiaría a $0.04 centavos por pasajero movilizado, algo que se tendría un control exacto con la tarjeta prepago", asegura Castaneda.

Actualmente, el gobierno central da subsidio a 5,000 unidades de transporte público y tanto los representantes de Sipago como los de Pagobus coinciden en que a partir de diciembre tendría que modificarse el parámetro de focalización de pago que se tiene en la actualidad.

Comentarios