• Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 02:57

Sucesos - San Salvador

Celebración por Día de las Madres en San Jacinto terminó en “¡Vámonos que ahí viene la policía!”

Autoridades fueron alertadas de escándalos que provenían de una fiesta en San Jacinto.

 

Vecinos celebraban el Día de la Madre con baile en San Jacinto 2
Cortesía Mauricio Orellana.
Celebración por Día de las Madres en San Jacinto terminó en “¡Vámonos que ahí viene la policía!”

Un grupo de ciudadanos que participaban de una fiesta por la celebración del Día de las Madres tuvo que esconderse y dar por terminado el festejo cuando vieron llegar a la Policía la noche del domingo.

Tanto fue el temor de los asistentes de ir a parar a centros de contención por haber irrespetado la cuarentena domiciliar que hasta el equipo de sonido dejaron en la acera frente a una casa de la colonia Santa Clara, ubicada en el barrio San Jacinto, sur de la capital.

Las autoridades informaron que fueron alertadas de un grupo de ciudadanos escandalosos que tenían la música a todo volumen y que estaban bailando e ingiriendo bebidas alcohólicas con motivo del Día de la Madre.

Según las disposiciones de obligatorio cumplimiento en esta cuarentena especial, todas las reuniones están prohibidas y los ciudadanos tienen que permanecer en sus casas para evitar contagios de Covid-19.

Usuarios de las redes sociales también criticaron la irresponsabilidad de los fiesteros.

“¿Cuándo entenderán? Hoy seguro hay fiestas y reuniones familiares. En otros países hubo brotes en reuniones de este tipo”, comentó una ciudadana.

Por este caso las autoridades no reportaron retenciones.

Vecinos celebraban el Día de la Madre con baile en San Jacinto 1

Foto cortesía Mauricio Orellana. 

Empleados municipales en “cumpleaños” con baile y cervezas incluidas

El fin de semana anterior, al menos, 16 personas fueron sorprendidas cuando participaban de una fiesta bailable en el municipio de Ciudad Victoria, Cabañas.

Entre los invitados a la celebración estaban el concejal, una secretaria y hasta un enfermero, denunció el alcalde de dicha localidad, Juan Antonio Ramos.

La Policía fue alertada de un escándalo la noche del sábado donde había personas ingiriendo bebidas alcohólicas y se encontraban niños.

Al llegar al lugar, los policías constataron la denuncia y encontraron recipientes de cervezas y un grupo personas bailando y disfrutando de la actividad sin respetar el distanciamiento social.

Comentarios