• Diario Digital | domingo, 05 de febrero de 2023
  • Actualizado 15:08

Sucesos - En San Salvador

Alumna de la Matías Delgado golpeada brutalmente por su novio por subir foto a Facebook

Debido a la golpiza, la joven resultó con lesiones en la columna y la parte cervical del cuello, además de golpes en los ojos, nariz y otras partes del cuerpo.

Maltrato
Fotografía como referencia. Diario El Salvador Times
Alumna de la Matías Delgado golpeada brutalmente por su novio por subir foto a Facebook

Un juzgado de paz capitalino instaló la audiencia inicial contra un hombre acusado de lesiones agravadas en perjuicio de su novia de 23 años, estudiante universitaria, a quien le propinó una brutal golpiza la madrugada del pasado sábado 13 de agosto en la colonia Escalón.

La joven pareja que recién se habían mudado juntos, discutió por una foto que ella compartió en su cuenta de Facebook, en la que aparece con otras personas, entre estas un hombre. Dicha fotografía causó celos en su novio, quien vio la publicación cuando se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas con un grupo de amigos.

“Lo recogí donde estaba y desde que se subió al carro comenzó a golpearme”, relató la joven a este Diario y aseguró que el imputado también se encontraba bajo los efectos de las drogas.

Según la denunciante, a pesar de que ella iba conduciendo los golpes no cesaron, por lo que optó por detenerse en las cercanías de la Iglesia Tabernáculo Bíblico Bautista. Ahí, asegura que su novio la golpeó por cerca de una hora.

“Enrollaba sus manos en mi cabello y me golpeaba la cabeza contra el freno de mano. Al punto que lo quebró. El carro quedó llenó de pelos y yo le pedía que ya no me golpeara, pero no se detuvo”, dijo la mujer entre lamentos; por los golpes también fueron dañados la palanca de velocidades y la llave del vehículo.

Relató además que logró salir del auto y comenzó a correr, pero él la alcanzó de inmediato y se abalanzó sobre ella, haciéndola caer. “Cuando me tiró al suelo me agarró de una pierna y me arrastró de nuevo hasta el carro”, manifestó.

A raíz de los golpes, a la joven se le desvió la columna y la parte cervical del cuello, además presentó golpes en los ojos, nariz y otras partes del cuerpo, según  los exámenes que se le realizaron en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

“Pasaron unos cinco carros y nadie se detuvo a ayudarme. De hecho una de las familias que vive en la zona se dio cuenta porque encendía y apagaba las luces (de la casa), pero nadie me ayudó”, recuerda.

El hombre intentó huir

Una vez dentro del vehículo, el sujeto intentó encenderlo para huir por temor a que llegara la Policía, sin embargo el carro no arrancó. “Yo sólo rezaba para que no encendiera porque sabía el nivel de alcohol que tenía y porque estaba drogado, él me iba a ir a matar”, dijo.

La mujer aseguró que esa misma condición lo llevó a olvidarse que tenía las llaves del vehículo y comenzó a exigírselas a ella. “Le dije que quizá se habían caído cuando me salí y cuando él se bajo a buscarlas yo aproveché para cerrar y echarle llave a la puerta”, añadió.

La joven llamó al 911 de la Policía Nacional Civil (PNC) pero nadie respondió, por lo que optó por llamar a su suegra y unas amigas para que llegaran en su auxilio. Sin embargo, el hombre furioso quebró uno de los vidrios del carro y se introdujo en él ocasionándose varias heridas.

Una vez dentro del vehículo —asegura la joven— continuó agrediéndola. “Me dijo que me iba a matar. Me dijo en su gran locura, ‘sos tan sinvergüenza que me viniste a recoger después de haber estado con él’”.

“Siguió buscando las llaves del carro y encendió las luces de adentro y cuando me vio ensangrentada se impactó y comenzó a llorar. De victimario trató de convertirse en víctima y me dijo que él había dejado el cigarro, el alcohol y las drogas por mí y que yo le había pagado mal”, continuó la mujer.

Minutos después llegaron dos familiares del agresor y “lo bajaron y se lo llevaron dejándome a mí con uno de sus familiares en el carro. El familiar me pidió que no lo denunciara. Yo le respondí que se pusiera en mi lugar, que necesitaba ayuda médica”.

Luego de unos minutos llegaron sus amigas y la llevaron a una estación policial a interponer la denuncia. “Una de las agentes se portó como un ángel”. Asegura que la revisó y le tomó el testimonio. “Me llevaron a Medicina Legal, pero la persona que me revisó ni siquiera me podía tocar. Sólo me alumbraba y me dijo que necesitaba irme de manera urgente a un hospital”, sin embargo, la joven comenta que a los policías les informaron que el agresor había sido capturado y trasladado a bartolinas y la víctima debía presentarse a ese lugar.

“Para mi sorpresa él me había puesto una contrademanda porque dijo que las heridas yo se las había hecho", y en ese momento le informaron que quedaría detenida aún cuando ni siquiera había ido al hospital para una revisión.

“Me dejaron en la entrada y la agente me dijo que me iba a cuidar. Para mí el mundo se me vino abajo. Iba a pasar tres días en bartolinas por algo que no había hecho”, expresó.

En ese momento llegó un jefe policial, quien le pidió la declaración jurada para que pudiera ser trasladada a un hospital, lo cual ocurrió cerca de las 8 de la mañana. En el ISSS le dieron 21 días de incapacidad. “Afortunadamente no quedé presa”, dijo la joven.

“Tengo moretones en todo el cuerpo. El cuero cabelludo lo tenía súper sensible. De hecho me tuvieron que cortar la mitad del cabello porque no se podía desenredar”, recuerda con tristeza.

Él se encuentra ingresado en un hospital bajo custodia policial. "Lo van a tener ahí para que no lo lleven a bartolinas. Van a ver de qué manera lo mantienen ahí", acusó la joven.

Desde el hospital su novio le ha escrito en reiteradas ocasiones pidiéndole que retire la demanda y lo perdone.

En la audiencia inicial el imputado intentó conciliar con la víctima, debido a que ha sido acusado de lesiones agravadas y podría ser condenado hasta de 10 años de prisión, pero por el tipo de delito no se logró llegar a acuerdo.

Agresor también golpeaba a la mamá 

La estudiante universitaria reconoció que esta no fue la primera vez que su novio la agredió físicamente. Hace más de 4 años iniciaron un noviazgo que terminó luego de que él la golpeara, siempre por celos y siempre cuando se encontraba en estado de ebriedad.

Posteriormente se reencontraron en la universidad y a inicios de 2016 comenzaron nuevamente una relación amorosa, luego de que él jurara que había cambiado y que había sido tratado por psicólogos, además que había dejando las drogas y el alcohol. “Todos tenemos derecho a una segunda oportunidad y yo se la di”, dijo la joven arrepentida.

Sin embargo, reconoció que al poco tiempo de vivir juntos se dio cuenta que también golpeaba a su mamá. “La mamá también le tiene miedo, pero lo consiente, imagino que por muchas cosas que ellos pasaron juntos; su papá le pegaba a ella”, dijo la víctima.

Mensajes de whatsapp2

Capturas de pantalla de los mensajes que la víctima ha recibido de su novio pidiéndole perdón y que retire la demanda.


 

Comentarios