• Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:48

Sucesos

Pastor de Torre Fuerte: “El Piwa" nunca puso un pie en la cárcel como pastor, la ley se lo prohibía

Nuevos testimonios revelan que “Piwa” nunca entró a los recintos penitenciarios por medio de la iglesia en la que decía congregarse ya que tenía una restricción de ley. La Fiscalía lo acusa de ser enlace entre pandilleros presos y libres

Piwa graduándose
Ramos Quintanilla recibiendo su título de "capellán" de la iglesia Torre Fuerte, que lo autorizaba a predicar en penales
Pastor de Torre Fuerte: “El Piwa" nunca puso un pie en la cárcel como pastor, la ley se lo prohibía

El presidente ejecutivo de la Red Nacional de Pastores Torre Fuerte, Nelson Valdez, reveló que Marvin Adalí Ramos Quintanilla, alias “Piwa”, no utilizó dicha iglesia para ingresar a las cárceles del país donde están internos pandilleros de la MS13.

Según Valdez, Ramos Quintanilla “no vivía con lujos ni nos acompañó en visitas a las prisiones como ha dicho la Fiscalía General de la República”, ya que tenía una restricción de ley que impide que exconvictos entren a las cárceles después de cierto tiempo.

Valdez fue quien autorizó a “Piwa” como “capellán”, título que obtuvo luego de haber cumplido una serie de requisitos como haber cursado ciertas materias de contenido religioso y pastoral.

Quintanilla fue capturado el pasado 28 de julio, junto a 32 personas más en la "Operación Jaque", la cual tenía como fin atacar las finanzas de uno de los principales grupos delictivos del país y fue señalado de ser el principal financista de la Mara.

"Nunca entró a los centros penales. No está en el sistema. Por lo menos con nosotros no", reiteró el pastor Valdez.

De acuerdo a la Fiscalía, “Piwa" ocupaba la iglesia como fachada para entrar a Centros Penales; sin embargo, Valdez fue firme en decir que “Marvin tenía una restricción para ingresar a los recintos penitenciarios ya que había salido del penal de Ciudad Barrios, en San Miguel, en 2014 y de acuerdo a la ley, un exconvicto debe esperar cinco años para ingresar a una cárcel a predicar”, expresó.

Para que "Piwa" hubiera entrado a prisión debía tener una autorización escrita del Director General de Centros Penales, luego de pasar una serie de filtros, lo cual nunca obtuvo, dijo Valdez.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, confirmó que no tiene registro sobre el ingreso de Morán Quintanilla a una cárcel. “No tengo registro yo que él haya ingresado después de salir (cumplir su condena) de la cárcel”, afirmó.

Valdez defiende la conversión de “Piwa”

El pastor Nelson Valdez, quien además es abogado y fue funcionario durante la administración de Elías Antonio Saca, defiende la conversión espiritual de Quintanilla ya que asegura “demostró ser un tremendo hombre de Dios”, y además aseguró que Quintanilla obtuvo su carné de capellán luego de aprobar las materias teológicas durante 2 años y medio en el Instituto Bíblico de la Red Nacional de Pastores. Dichos estudios los inició en la cárcel donde terminó de cumplir su condena por el delito por homicidio tentado en contra de policías.

Sin embargo, Valdez no justifica las acciones delictivas que pueda haber cometido su hijo espiritual. “Nosotros lo graduamos, desarrollo los materiales, pero tampoco le hemos dicho ‘manejá los fondos de una estructura’. Nosotros le enseñamos a hacer lo bueno. En la parte espiritual él demostró ser un tremendo hombre de Dios y es impresionante ver en las noticias que lo están acusando de algo”, expresó.

Además, asegura que le recriminó que tuviera un arma de fuego, el fusil que la Policía Nacional Civil (PNC) le decomisó y cuyo permiso de portación fue otorgado por el Ministerio de Defensa, después que saliera de la cárcel.

La Fiscalía informó la tarde de este lunes que el expediente del permiso de arma otorgada a "Piwa" fue incautado en el departamento de Logística del Ministerio de la Defensa.

El religioso afirmó que Quintanilla le dijo que portaba el arma por seguridad porque "alguna gente de los mismos (pandilla) no les gustaba lo que andaba haciendo", además reconoce que Quintanilla vendía vehículos, pero asegura que le informó que eran de un familiar que los traía de Estados Unidos, el cual le daba aproximadamente $300 por venderlo y recuerda que en una ocasión le ofreció un auto de lujo BMW.

Según la Fiscalía, la compra y venta de vehículos es uno de los negocios que utilizaban los cabecillas en el grupo denominado la "Federación" para lavar dinero y pasar desapercibidos. Y aunque no defiende la inocencia de Quintanilla, Valdez dice que existe el principio de inocencia y serán las autoridades las que deberán comprobar si cometió ilícitos o no.

valdesPastor Nelson Valdez, presidente ejecutivo de la Red Nacional de Pastores Torre Fuerte

quintanilla

La Doble cara de "Piwa"; por un lado era pastor, por otro, un temido delincuente

Comentarios