• Diario Digital | jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 07:26

Sucesos - Además fue empleada en una clínica de aborto

Testimonio de una mujer que abortó: Con los abortos caí más en depresión. Sufrí mucho, me metí a las drogas, sufrí bulimia

Cuando Patricia Sandoval llegó a sus 23 años los tres abortos que se había practicado eran un tormento para su vida.

Patricia Sandoval
Testimonio de una mujer que abortó: Con los abortos caí más en depresión. Sufrí mucho, me metí a las drogas, sufrí bulimia

Una activista internacional en contra del aborto relató su experiencia luego de provocarse tres abortos, además de trabajar en una clínica de abortos en el estado de California en los Estados Unidos.

"Decidí abortar por miedo y por ignorancia pero jamás me dijeron lo que sufriría, caí en depresión", aseguró Patricia Sandoval, una mexicana que quiere crear conciencia en las mujeres que están pensando en terminar con el embarazo.

"Después del segundo aborto caí más en depresión. Sufrí mucho, me metí a las drogas, sufrí bulimia", agregó la activista que agregó que "con mi tercer aborto me dio mucha rabia, me sentí tan culpable pero no podía llorar".

Luego de sus tres abortos Sandoval decidió aplicar por una plaza en centro de abortos en Estados Unidos, donde se dio cuenta de la realidad que viven las mujeres que deciden abortar. "Decidí trabajar en una clínica de aborto creyendo que ellos me habían ayudado".

"La práctica de un aborto dura cinco minutos, es una cirugía", explicó Sandoval quien remarca que su experiencia en la clínica de abortos "fue espantoso. El aborto es un negocio".

"Después de mis tres abortos ví en mí a una mujer asesina, drogadicta no me podía perdonar", remarcó la activista que basándose en su experiencia remarca que la mayoría de mujeres que abortan lo hacen engañadas.

Sandoval señala que en su trabajo en la clínica de abortos solo duró un mes, ya que el hecho de tirar a la basura a los bebés que sacaban de los cuerpos de las mujeres le hizo caer en cuenta de su realidad.

"Yo pensaba que se sacaban celulas y no brazos, piernas o cabezas, y eso lo tirabamos a la basura, aunque los doctores me decían que no le tenía que decir eso a las pacientes", remarcó Sandoval durante su testimonio en la entrevista Frente a Frente de TCS.

Posterior a esto la mujer señala que cayó más en su adicción a las drogas, hasta que un día una desconocida le habló de Dios y como podía cambiar su vida. A partir de ese momento Sandoval buscó la forma de evitar que más mujeres abortaran.

Hoy en día Sandoval brinda conferencias en las que explica el peligro que significa para las mujeres abortar. Problemática que dice viene en aumento debido a las políticas liberales que se tienen en todo el mundo.

Comentarios