Imprimir

Pandilla mata y descuartiza a dos de sus miembros que se quedaron con $8,000 de extorsión en Jucuarán

Ernesto Pérez | 13 de agosto de 2019

Imagen de referencia
Imagen de referencia
El dinero de la extorsión provenía de los cobros a buseros y restaurantes.

La pandilla MS-13 mató y descuartizó a dos de sus criminales que se quedaron con $8,000 de la extorsión que habría sido cobrada el fin de semana. Los cadáveres fueron encontrados a unos a 500 metros de la entrada principal de la playa El Espino, municipio de Jucuarán, Usulután.

Ellos fueron identificados como Luis Alberto Villegas Martínez, de 25 años, y José Isaac Umanzor, de 31, cuyos cuerpos fueron encontrados a las 4:00 de la madrugada de este martes, según información de la Policía.

Villegas Martínez tenía mutilada su mano y pierna izquierda, mientras que a Umanzor le habían cortado las dos piernas con machete. Este último tenía antecedentes delictivos por lesiones y amenazas, detallaron las autoridades. 

Los registros de la PNC indican que ambos pertenecían a la clica Free Boy Locos Salvatruchos (FBLS) que se dedican a extorsionar a transportistas y propietarios de restaurantes del sector.

Reportes policiales antes de ser asesinados fueron sacados de sus viviendas situadas en el caserío El Espino por, al menos, ocho sujetos armados que vestían como policías y militares que viajaban en un pick up doble cabina.

Los sujetos al entrar a la propiedad dañaron la puerta de la casa de uno de los ejecutados, luego manifestaron a los familiares que tenía una orden vigente de captura.

Después, familiares se presentaron al puesto de Jucuarán a denunciar lo sucedido, por lo que la Policía desarrolló un operativo de búsqueda en la zona que dejó como resultado la ubicación los cadáveres; las autoridades descubrieron que tenían balazos de escopeta. 

Cobraron extorsión de fin de semana 

Las investigaciones indican que los sujetos cobraron la extorsión en el fin de semana y recaudaron $8,000, pero debido a que era una considerable cantidad de dinero se la apropiaron.

Los cabecillas de la clica al enterarse que ambos se quedaron con el efectivo, habrían planificado privarlos de libertad para después asesinarlos y desmembrarlos.

Fuentes oficiales consultadas detallaron que la extorsión provenía de cobros a empresarios del transporte y restaurantes de Jucuarán que cancelan cada semana y al mes.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/la-nota-roja/pandilla-mata-descuartiza-miembros-quedaron-8000-extorsion-jucuaran/20190813092012061606.html


© 2019 El Salvador Times