• Diario Digital | Sábado, 10 de Diciembre de 2016
  • Actualizado 06:40

Sexo - MÁS QUE UN SÍMBOLO DE FERTILIDAD

Pechos femeninos, ¿porqué atraen tanto a los hombres?

Los hombres sienten gran atracción por los senos no solo por la carga implícita sexual, sino porque les proporciona placer y porque responde a un tema de evolución y biología.

Pechos femeninos, ¿porqué atraen tanto a los hombres?

El enorme gusto de los hombre por los pechos de las mujeres es un detalle que ha llamado la atención de muchos investigadores.

Un artículo de la revista Men’s Health relacionado con el tema afirma que en la Universidad Victoria de Wellington, en Nueva Zelanda, un equipo de científicos descubrieron que “el 47% de los hombres al conocer a una mujer, se fijan primero en los senos, y también los miran durante más tiempo que cualquier otra parte del cuerpo”.

En opinión de Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga y directora del Institut Clinic de Sexología, de Barcelona (España), “si la masculinidad se identifica, a nivel sexual, con el pene; la feminidad lo hace con los senos”. 

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de California (UCLA) a los hombres les gustan los pechos de las mujeres por la carga implícita sexual, porque les proporciona placer y porque responde a un tema de evolución y biología.

Una madre transmite a su hijo hormonas que son segregadas en la leche durante la lactancia, como la oxitocina y dopamina, que están relacionadas con la recompensa y satisfacción en el cerebro. Por lo cual, el contacto y succión de los senos se convierte en una acción que proporciona placer y tranquilidad a los hombres.

De acuerdo con los investigadores de la UCLA, las teorías evolutivas de Darwin refieren que desde la época primitiva los senos son un símbolo de fertilidad, de manera proporcional con su tamaño y forma. Aspecto similar o imitativo a lo sugerido por el tamaño de las caderas de una mujer.

Debido a que los seres humanos son los únicos mamíferos que le otorgan un valor sexual a los pechos, su estimulación es muy importante durante la preparación para el acto sexual y reproductivo de acuerdo con Roy Levin, de la Universidad de Sheffield, y Cindy Meston, de la Universidad de Texas, cuyas investigaciones determinan que la respuesta sexual femenina puede incrementarse hasta un 82% con una adecuada estimulación.

Con el paso del tiempo, el gusto por cierta forma, tamaño y aspecto de los pechos permanece casi intacto en los hombres, quienes en su mayoría los prefieren grandes. Sin embargo, la ropa de la mujer los deja cada vez más al descubierto, por lo que se convierten en un “objeto de deseo prohibido” que está relativamente cercano, al menos con una mirada.

Objeto de excitación

Expertos de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) crearon en 2011 un mapa cerebral del placer sexual femenino. Mediante escáneres, los investigadores al mando del biólogo Barry Komisaruk, lograron identificar las áreas del cerebro implicadas en la excitación de los genitales femeninos.
 
Los resultados fueron reveladores: contrario a lo que se pensaba, la estimulación del clítoris no es la única que activa la corteza sensorial, sino que estimular la vagina, el cuello del útero e incluso los pezones, también desencadenan respuestas cerebrales.
 
Komisaruk, autor principal del estudio, explicaba que “lo inesperado fue, además, que la auto-estimulación del pezón activa las mismas áreas cerebrales que la región genital”. Lo que explica que algunas mujeres puedan llegar al orgasmo con la sola masturbación de sus pechos.

 

Comentarios