• Diario Digital | Sábado, 15 de Junio de 2019
  • Actualizado 21:00

Deportes - TENIS

"Tito", la raqueta número dos del tenis salvadoreño destinado a relevar la dinastía de los Arévalo

Primero fue su papá, y ahora él. Alberto "Tito" Alvarado es la raqueta dos del equipo nacional de Copa Davis que el fin de semana compitió contra Perú. Pero él no aprendió el tenis de un particular, sino de su papá, Mauricio Alvarado, quien también formó parte de los primeros equipos cuscatlecos de esta competencia mundial. 

"Tito", la raqueta número dos del tenis salvadoreño destinado a relevar la dinastía de los Arévalo

Cuando la dinastía de los Arévalo deje el tenis salvadoreño las miradas apuntarán a Alberto Alvarado, también conocido como “Tito” para representar al país poniendo en práctica lo aprendido con su padre, uno de los primeros tenistas que tuvo El Salvador.

"Tito" no tuvo que ir a una academia para aprender a jugar tenis, ni conoció de saques, golpes y reveces en ningún sitio web. En su caso, tuvo el privilegio de tener a su maestro en casa y que hasta la fecha lo sigue apoyando.

"Mi padre, Mauricio Alvarado, fue uno de los mejores del tenis nacional, uno de los mejores en la historia y fue quien me enseñó, creo que lo mío es algo que viene de familia", dijo el orgulloso tenista.

Ninguno de los otros cuatro hermanos de "Tito" se inclinaron por el deporte y él a los 12 años fue el único que comenzó a aprovechar que Mauricio era entrenador del Circulo Deportivo Internacional (CDI) para aprender más del deporte blanco.

Con el paso de los días, fue Rafael Arévalo, quien terminó de pulirlo en su academia, a la vez que lo incluyó en el equipo de Copa Davis y en torneos que se juegan de forma local o a nivel Centroamericano.

Pese a que a sus 22 años no está entre los primeros mil del mundo, Alvarado está consiente que tiene la capacidad, pero su problema principal es la falta de apoyo del Instituto Nacional de los Deportes (INDES).

El jugador lleva diez años en un ascenso que lo ha llevado a jugar el torneo por equipo de mayor prestigio en el mundo en cuento a tenis se refiere. Según él, cada vez que juega para el equipo nacional trata de hacerlo bien. "Para mí lo más importante es salir a la cancha a representar a El Salvador”.

"Tito", quien a nivel internacional admira a jugadores como el español Rafael Nadal y al suizo Roger Federer, deberá esperar una oportunidad más para demostrar su talento, pero sin más apoyo será difícil será difícil que crezca deportivamente.

El pasado viernes 5 de abril, a "Tito" le tocó romper el hielo de la Copa, que se jugó en las canchas del Polideportivo de Ciudad Merliot, pero al final perdió con el peruano Juan Pablo Varillas, quien es uno de los 500 mejores tenistas del mundo.

Varillas tiene 23 años y viene de competir en un torneo internacional en Cancún, México, mientras que "Tito" solo ha podido entrenar en El Salvador. Pero el atleta espera seguir su carrera y competir hasta los 30 y 35 años.

Pese a la derrota, Alvarado tiene claro que vendrán otros torneos y otros chances para mostrar más, todos por el amor al país, al deporte y a cariño que ambos le tienen el tenis.

Tito 10

"Tito" fue presentado junto al resto de jugadores en el duelo ante Perú.

Comentarios