• Diario Digital | sábado, 19 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:51

Judiciales - Privisión provisional

Mujer es asaltada y amenazada a muerte por su “amigo” y un taxista en Santa Ana

Su "amigo" le ofreció llevarla y terminó por arrebadarle sus pertenencias y dinero en efectivo.
Mujer es asaltada y amenazada a muerte por su “amigo” y un taxista en Santa Ana

Víctor Hugo R, de 36 años y Juan Carlos N, de 40, han sido enviados a prisión de manera provisional acusados de robarle y amenazar a muerte a una mujer en el centro de la ciudad de Santa Ana.

Los hechos por los que están presos sucedieron en la 11ª Calle Poniente y Avenida Independencia de la referida ciudad.

Según el requerimiento fiscal, una mujer caminaba por la 11ª Calle Poniente cuando pasó un taxi en el que se conducía un amigo de ella. El amigo le hizo señales a la mujer de que entrara, a lo que ella aceptó.

Después de algunos minutos, la mujer se bajó, pero el taxista y el amigo no permitieron que tomara sus pertenencias y aceleraron el vehículo.

La víctima buscó hasta encontrar el taxi en la zona de la Avenida Independencia, por lo que se acercó y le pidió a los hombres que le devolvieran sus cosas, algo a lo que se negaron.

Uno de los hombres le dijo, con tono amenazante, que si no quería aparecer muerta que se fuera del lugar mientras que el otro le exigió que le entregara el dinero que llevaba con ella.

La mujer les dio $15, pero uno de los victimarios le arrebató otros $30 que llevaba entre su ropa.

Mientras la víctima huía del lugar se encontró con un grupo de policías que estaban realizando un patrullaje, por lo que la mujer les pidió auxilio y después los denunció.

Los policías llegaron hasta el lugar y cuando estaban capturando a los implicados, estos insultaron a la mujer y la volvieron a amenazar a muerte.

El taxista y el amigo de la víctima fueron señalados de los delitos de robo agravado, amenazas con agravación especial y expresiones de violencia contra la mujer.

Las pruebas que fueron recolectadas por la Fiscalía y la PNC fueron suficientes para que el juez del Juzgado 2º de Paz las admitiera y decidiera que ambos debían permanecer en prisión mientras se realizan el resto de las pericias.

Comentarios