• Diario Digital | miércoles, 08 de julio de 2020
  • Actualizado 08:19

Judiciales - SAN JOSÉ GUAYABAL

Cinco policías y cuatro soldados condenados a seis años de prisión por raptar a mujer en Cuscatlán

Según la denuncia de la víctima, la introdujeron a un pick up sin logos policiales y se la llevaron a otro cantón y la obligaron a ponerse de rodillas.
Foto: Fiscalía
Foto: Fiscalía
Cinco policías y cuatro soldados condenados a seis años de prisión por raptar a mujer en Cuscatlán

Cinco agentes de la Policía y cuatro soldados que integraban las extintas Fuerzas Especiales de Seguridad (FES) fueron condenados a seis años de prisión por privar de libertad a una mujer en el municipio de San José Guayabal, Cuscatlán, detalló la Fiscalía.

El hecho ocurrió el 22 de enero del 2018, según lo dio a conocer la víctima con clave "Azucena". 

Los agentes condenados son Néstor Edgardo Reynosa Mejía, Hugo Antonio Landaverde Martínez, José Luis Damián Álvarez, José Salvador Lara Quinteros y Norberto Alexander Rivera Palacios.

Los soldados son Edwin Enrique Bonifacio Pérez, José Alfredo Munguía Gómez, Santos Alexander Mendoza Reyes y José Joaquín Rivas Morales.

En la denuncia la mujer explicó que los condenados la retuvieron junto a otra persona a las 7:30 de la noche en la carretera a San José Guayabal en el momento en que esperaban a otros amigos para asistir a las fiestas patronales del municipio.

La subieron a un pick up sin logo policiales en el que se transportaban policías y soldados y después se dirigieron al cantón Aguacayo.

En el trayecto la interrogaron, le exigían que entregara armas y droga a la vez que les confesara a qué pandilla pertenecía.

Según la explicación de “Azucena”, después de media hora detuvieron el vehículo, la obligaron a ponerse de rodillas, le colocaron un fusil en la frente y le dijeron "te vas a morir".

También le ordenaron que se bajara el pantalón y la ropa interior. Uno de ellos le metió la mano debajo del brasier apretándole sus senos.

Minutos después le dijeron que se hincara y uno de ellos le colocó una navaja en el cuello y mientras suplicaba que no la mataran otro sujeto sacó una pistola y se la colocó en la sien.

El grupo de agentes y policías trasladó a la víctima cerca del lugar donde reside pero en el camino le tocaban las piernas y la presionaron contra el pick up e intentaron besarla.

Después de dejarla, la amenazaron y le advirtieron que no dijera nada y que guardara silencio. 

Juicio por tortura, privación y amenazas

La Fiscalía detalló que todos enfrentaron juicio por primera vez el 11 de julio del 2019 por los delitos de tortura, privación de libertad y amenazas por lo que fueron condenados a seis años y tres meses.

Los abogados defensores interpusieron un recurso de apelación en la Cámara de la Segunda Sección del Centro de Cojutepeque y se anuló el primer juicio y ordenó uno nuevo a cargo de otro juez.

El nuevo juez conoció el caso, los sobreseyó por tortura y amenazas pero los condenó a seis años por privación de libertad agravada.

Comentarios