• Diario Digital | viernes, 12 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Judiciales - Reacciones

Salvadoreños indignados con caso Saca, corrupción y falta de empleo

El Salvador Times realizó un sondeo en el que quedó en evidencia el malestar que hay en las calles del país luego de conocerse las confesiones de Antonio Saca y otros cinco exfuncionarios señalados de desfalcar al Estado con $301 millones. 

Saca
Salvadoreños indignados con caso Saca, corrupción y falta de empleo

Los salvadoreños dicen sentirse Indignados, molestos y desencantados con la política luego de conocer detalles de la confesión realizada por el expresidente Antonio Saca quien aceptó los cargos de peculado y lavado de dinero.

El Salvador Times salió a las calles de San Salvador para realizar un sondeo luego de que Saca aceptara ante el juzgado Segundo de Sentencia que se apropió de dinero proveniente de las arcas del Estado.

Carlos Sánchez, de 46 años, es una de esas voces indignadas, con el agravante que hace dos años no tiene una fuente de ingresos ya que alegando falta de dinero el gobierno le canceló el contrato que tenía por la elaboración de uniformes que se entregan en escuelas.

"Tengo dos años de haber dejado de elaborar los uniformes ya que no pude pagar más a los empleados que tenía. El pago me llegaba muy tarde por lo que tuve que cerrar el taller y nos quedamos sin trabajo todos", manifestó este salvadoreño.

"Por eso cuando uno ve toda esta corrupción, molesta, indigna, ya que uno tiene que trabajar día a día para ganar su dinero, en cambio esta gente roba y roba", dijo Sánchez, quien esperaba a un amigo en el parque, para ir a buscar trabajo. 

Agregó, que tiene dos meses de no encontrar trabajo. "La familia es la que sufre, uno puede aguantar, pero ellos no tiene la culpa. Cuando se conocen casos como el de Saca, uno piensa, por qué ese dinero no se usa para abrir fuentes de empleo, que es lo que más se necesita".

Los minutos pasaban y Sánchez miraba su reloj, nervioso, ya que su contacto no aparecía y quién sabe si llegaría para ir juntos a buscar la oportunidad laborar.

En la misma zona se encontraba Ricardo Velásquez, de 60 años, albañil de profesión, quien también está desempleado y le molesta lo que está pasando el El Salvador. "La política es sucia, ya ha nadie se le cree", dice entre dientes.

Ricardo no quería hablar, pero al final sacó a luz su malestar. "Yo hace años que no voto, no confío en nadie. En este país no se ve progreso, solo ellos (los políticos) están bien. Hace años que no tengo un empleo fijo, peor a mi edad. Estoy esperando un amigo para ir a ver si nos sale algo, de lo contrario me regreso a la casa sin nada", apuntó.

Velásquez explicó que viaja casi todos los días desde fuera de la capital y se ubica en ese punto de San Salvador en espera de un trabajo que hasta el momento no ha conseguido.

"Voy a ir a votar el otro año"

En un escenario un poco diferente se encuentra Antonio Portillo, de 58 años, quien sí tiene un empleo, pero está consciente de que lo que gana no le alcanza. "Tengo trabajo, en un almacén, pero gano muy poco. El dinero no alcanza, en cambio estos políticos se roban el dinero por millones", valoró. 

"Ese dinero tiene que ser recuperado en su totalidad para invertirlo en beneficio del pueblo, ya que de lo contrario esto va a seguir. En mí caso sí voto, creo que voy a votar el otro año, ya que hay que buscar una salida, por los hijos y por los nietos", añadió. 

Por su parte, Francisco Álvarez, de 25 años, se dedica a la jardinería, dice no estar desempleado, pero sabe que casos como el de Saca afectan. "No hay inversión de otros países. Nosotros vamos sobreviviendo con lo que sabemos, pero en este país todo sigue igual. Hay bastante corrupción", señaló.

Julio Mejía, de 35 años, es estudiante universitario, y en su caso pide que se investigue no solo a Saca sino a todos los expresidentes. "Tiene que ser parejo, que se investigue a todos y que se recupere eses dinero perdido. Es dinero del pueblo y tiene que regresar al pueblo. Los partidos políticos también tienen que investigarse", declaró.

En su caso, va más allá. Dice que el pueblo tiene que organizarse. "Los salvadoreños tienen que organizarse, no se puede seguir así, ya que de lo contrario no vamos a salir de la pobreza. Los dineros tienen que recuperarse, revisar a los partidos políticos y buscar una salida a todo esto", finalizó.

Al menos 20 personas aguardaban en los arriates del parque en busca de trabajo. La mayoría con mochilas llenas de herramientas, listos para entrar en acción, mientras se dice que el expresidente desvió entre 2004 y 2009 un total de $301 millones de dólares provenientes de fondos públicos hacia cuentas particulares, entre otros delitos.   

En julio de este año se conoció que cerca del 5 por ciento de la población en edad de trabajar no cuenta con empleo de ningún tipo. En el último informe solo fuimos superados por Costa Rica. 

Comentarios