• Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 21:43

Negocios - Expedición a China 2018

China, en las alas del dragón que vuela al futuro y abre sus brazos a El Salvador

Episodio 6. La Reforma y Apertura fue el mapa político trazado por los chinos para desarrollarse en un mundo lleno de retos; era apenas 1978 cuando comenzaron a darse los primeros pasos. Ahora es la segunda economía más grande del mundo.

china sexto episodio
Vista desde la Torre Shanghai. Fotos: Ciro Granados.
China, en las alas del dragón que vuela al futuro y abre sus brazos a El Salvador

5.45 pm. Atardece en el sudeste de China, y mientras el sol se esconde en lontananza veo la gran ciudad desde el piso 118 de la Torre Shanghai, majestuosa, llena de vida, una ciudad cuyo puerto estuvo ahí, desde el siglo 12 para darle paso al rumbo de la vida comercial de esta nación. Y en las alturas me pregunto ¿será posible que alguna vez los salvadoreños tengamos ciudades como esta? ¿qué se necesita para llegar hasta aquí, aparte de 5 mil años de historia?

Las respuestas no son fáciles, tienen muchos colores, pero con la receta china —que a ellos, por lo menos, les ha funcionado— se puede describir en dos palabras: planificación y disciplina, dos términos de gran profundidad, dos alas que sirven para que este país se mantenga en las alturas del mundo.

Una planificación que siempre remite a la Reforma y Apertura, el mapa de ruta que China trazó hace exactamente 40 años y cuyos resultados ahora podemos ver, ya sea desde los rascacielos de Shanghai, la histórica Beijing, la inolvidable y bella Hangzhou, o los miles de edificios de condominios y las callejuelas de esta ciudad donde se mezclan los olores de la noche de un mercado con las ventas de baratijas, los salones de tatuajes, el local para masajes o el paso de los parques que desde el bus vemos con fruición y que tratamos de atrapar con nuestro celular en alguna imagen del recuerdo.

Porque los chinos no son cortoplacistas. Han aprendido a pensar y proyectarse en décadas, y planificar su país con disciplina férrea gobernada desde el verticalismo de emperadores, países invasores y, ahora, un partido comunista que ya no asusta a los 178 países con quienes han abierto relaciones diplomáticas.

china sexto episodio 2

Las capas de la receta china contra la pobreza

Si bien China es un país tan grande que se necesitarían muchos años para conocerlo, el proceso de reforma se puede describir como los cambios que llevaron al sistema económico del protagonismo de la propiedad pública a la coexistencia de múltiples formas de propiedad; donde se ha recorrido de una economía planificada y de mercancías a la economía actual: la socialista con características propias, para liberar la vigorosidad del desarrollo.

Este desarrollo, muy evidente en provincias como Zheijiang, se debió a la aplicación de esa reforma con políticas propias de cada región.

En Zheijiang, para ejemplo, de 1978 a 1985 se aplicaron medidas para mitigar la pobreza generalizada en zonas rurales. Esa pobreza absoluta de los campesinos fue la gran prioridad. Y el rumbo fue comenzar a convertirlos en emprendedores con empresitas de carácter rural. En ingreso per cápita pasó de 165 yuanes a 5,484 y los pobres de ese estrato bajaron: de 12 millones a 5 millones.

De 1986 a 1993 la atención se fijó en la reducción de la pobreza regional, cuyo rostro más extremo se ubicaba en las zonas montañosas; el gobierno entró con políticas de alivio como subsidios y medidas favorables para la inversión con beneficios fiscales, se le dio empleo a los campesinos para evitar que migraran.

De 1994 a 1999 el foco estuvo en bajar la pobreza en los distritos, había 8 a nivel nacional que se destacaban por los bajísimos niveles de ingresos; la estrategia fue ir trabajando por zonas para que el desarrollo fuera equilibrado en toda la región. Así, se profundizó el desarrollo agrícola y los negocios con sistemas accionarios en las zonas montañosas.

De 2000 a 2002, el enfoque de la lucha contra la pobreza se extendió a los condados. Cada cual aplicó sus medidas propias de acuerdo a las necesidades que se tenían. La idea: siempre buscar que hubiera menos pobreza extrema.

De 2003 a 2007 se promovió la construcción de una clase con un nivel de vida moderado. Y de 2008 a 2012 se mejoró el nivel de vida de las familias rurales con ingresos medios-bajos y se duplicaron los de la categoría de ingresos bajos. Se trabajaba de manera alterna entre estos segmentos para equilibrar el desarrollo.

Para 2020, la idea en Zhejiang es alcanzar un nivel de vida “modestamente acomodado para la familias de bajos ingresos en una sociedad socialista moderna”.

Dentro de las medidas concretas aplicadas estuvo ayudar a las familias a desarrollar la agricultura y el comercio de artesanías tradicionales con asistencia del gobierno y los subsidios fiscales. Además, desde las zonas más favorecidas se les solicitaban productos como materias primas.

Otra medida dentro de la receta china fue dar formación profesional gratis por parte del gobierno de acuerdo a la necesidad y el deseo de cada persona y se brindó asistencia técnica en lo que ahora es parte de la vida normal de un chino: el comercio electrónico, poder comprar y vender desde computadoras y celulares sin importar la zona donde se resida, desde las montañas hasta los apartamentos.

Otra medida fue mejorar el seguro social para las familias de bajos ingresos y dar un subsidio mensual para la subsistencia de los ancianos.

Y se aplicó un subsidio a cada necesidad: si la causa de la pobreza eran las enfermedades se les propiciaba seguro médico; si la causa era la falta de vivienda se otorgaba una casa. Y educación gratis para la etapa preescolar, gratuita y obligatoria para secundaria, y subsidio y créditos para la superior. “Que a ninguno de sus descendientes les faltara la educación por el hecho de ser pobres”, nos explicó el señor Yong, funcionario chino encargado de mostrar los avances de la provincia.

Estas medidas, junto a una eficiente recaudación fiscal ya dan sus frutos. Y solo el 10 por ciento del presupuesto se necesita para invertirlos en subsidios.

china puerto 2

Apertura al mundo

La disciplina del trabajo ha sido otra de las recetas chinas para el desarrollo. La generación de un empleo ya sea desde medidas de gobierno o desde la combinación de esfuerzos con los empresarios es fundamental en esta economía. Por ello no es sorprendente que empresas como Alibaba, el gigante del comercio electrónico, sean parte de la estructura que se combina con el sector público para el trabajo en beneficio social.

En nuestra vista a las oficinas de este gigante de los negocios se destacó al comercio electrónico en zonas rurales como parte de las premisas de la empresa: se han creado aldeas de compra y venta por internet donde se capacita a los campesinos para que vendan en línea.

También se ha ampliado la red logística para que los productos urbanos lleguen a donde los campesinos; se ha llevado fibra óptica a las comunidades más alejadas de las ciudades y se les ha provisto de internet.

Las ventas de los productos rurales se combinan con la oferta turística de esas mismas zonas y se ha creado un sitio web con las comunidades más necesitadas para que las empresas busquen ahí a quién apadrinar. Se crean “parejas” de una empresa y una comunidad y el apoyo empresarial está libre de impuestos.

Sí, en China —la “comunista y mala” para muchos empresarios salvadoreños— el trabajo conjunto entre el gobierno y el sector privado en beneficios de los pobres es una realidad, por lo menos desde las declaraciones de funcionarios burócratas y de altos ejecutivos de la empresa Alibaba.

En el Puerto de Aguas Profundas, para citar otro caso, se ha sustituido la mano de obra humana en las grúas para pasarlo a modernas salas de control donde manejas las grúas robots que llevan los contenedores a los camiones. Y casi todo se hace por computadora.

Esta apertura digital le permite a China no solo abrir sus mercados internos, también proyectarlos al mundo.

Ahora nadie puede negar que China ha evolucionado de ser el país de donde uno no quería tener productos, a ser la nación que le produce a los grandes emporios como Apple, Chanel y una miríada de marcas.

Una de esas marcas propias, Huawei, a donde también fuimos en nuestra visita, está por lanzar celulares con tecnología 5G, con la que se busca reducir los errores en los equipos y dispositivos.

Huawei es una compañía que nació en 1987. Ahora tiene 180 mil empleados en todo el mundo e invierte e 45% de sus ingresos en investigación y desarrollo. Agrupa sus productos para tres grandes áreas: los transportistas, las empresas y los consumidores personales. Es la número 72 dentro del Fortune Global 500 y está en 170 países.

“Queremos traer el mundo digital a la vida de todas las personas, para construir un mundo interconectado inteligente”, nos dice la ejecutiva que ofrece el tour por la empresa.

china sexto episodio 3Esa apertura es la que vuelve a China un país poderoso y a Shanghai una ciudad espectacular para los negocios y el turismo; basta con darse un paseo por el río y ver la ciudad de noche para comprender la belleza urbana.

El desarrollo ha llegado a este lugar y cualquier salvadoreño que visite a este país se dará cuenta que no es como uno se lo imaginaba.

Sí, aquí también se venden Ferraris, Lamborghinis, Bentley, Porsche y Rolls Royce. No es raro encontrarse en las avenidas con estas supermáquinas. Los chinos ya no andan halando sus cosas en carretones.

Aquí también se consume caviar y champán. Hay un parque de Disney y sucursales de General Electric. Y Starbucks, Ford, Reebok, Chevrolet y McDonald's.

Aquí también hay restaurantes de altísimo nivel como en París, Londres, Roma, Tokio, Nueva York o Las Vegas.

Aquí también hay ricos.

Aunque también hay cementerios, mercados malolientes, cantinas de poca monta, prostitutas y perlas falsas que contrastan con las grandes, modernas y preciosas construcciones.

Así, con todos sus bemoles, se ve esta ciudad desde el panorámico del piso 118 de la Torre Shanghai.

Así se ve también desde la proa del Perla Oriental 2, y desde el recorrido por las callejuelas que damos los periodistas tras un arduo día de agenda de visita.

Así se vive también la experiencia china desde las dos alas del dragón imaginario que la lleva hacia el futuro. Y desde la sonrisa del equipo de funcionarios que nos ha atendido en este viaje, un grupo de profesionales que han sabido comportarse a la altura de un país que le abre sus brazos a El Salvador, un país con quien vale la pena darse una oportunidad.

china sexto episodio 7

china sexto episodio 5

china sexto episodio 4

china sexto episodio 6

Comentarios