• Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 00:58

Negocios - BITÁCORA DE VIAJE HONDURAS- CAPÍTULO FINAL

Comayagua con su sabor colonial y Jardín Botánico Lancetilla

Me despido de este inolvidable recorrido por Honduras con sentimientos e imágenes que llevo en la memoria y en el corazón. La amabilidad de su gente, los hermosos lugares y las paradisíacas playas, sus enormes riquezas naturales, las sonrisas y el calor de todas las personas con las que tuve la dicha de compartir momentos únicos.

Comayagua con su sabor colonial y Jardín Botánico Lancetilla

Como última etapa de nuestro recorrido por este hermoso país hermano de Honduras, visitamos el Jardín Botánico Lancetilla y la bella ciudad de Comayagua.

Inicio este capítulo final de mi bitácora de viaje por Honduras contándoles sobre el Jardín Botánico Lancetilla.

Esta reserva natural ha sido denominada como “El tesoro verde de Honduras” ya que es el único de su especie en su país y el más grande de América Latina.

Ubicado en la zona norte de Honduras, a tan solo 5 kilómetros de la ciudad de Tela, posee una extensión territorial de 16.81 km2, dividida en tres zonas diferentes: La Reserva, con una longitud de 12.81 Km2; el Arboretum, con 0.78 Km2; y las plantaciones con 3.22 Km2 de longitud.

Por las impresionantes muestras naturales que posee, Lancetilla es considerado por muchos como el “Santuario de Plantas” en América, lo que ha sido posible por la dedicación asistencia y esfuerzo del hombre en beneficio del medio ambiente.

JARDIN DE LOS BAMBUES LANCETILLA

Entre algunas variedades que se encuentran en el Jardín Botánico están: árboles frutales exóticos, árboles maderables, frutas tóxicas altamente venenosas, la colección Nacional de Orquídeas y el impresionante jardín de los bambúes. 

Una curiosidad del Jardín Botánico que llamó mi atención es una casa dentro del parque llamada “La Casona”.  Perteneció del Dr. Wilson Popenoe, quien fue el primer director tanto del Jardín Botánico como de la Estación Experimental Lancetilla adjunta. El Dr. Popenoe, originalmente destinó los usos de “La Casona” para descanso durante los fines de semana y como sus oficinas en días laborales.

Giran muchos mitos a su alrededor de “La Casona” sobre ruidos que se escuchan en ella, más que todo por las noches. Sonidos de sillas que arrastran, personas cantando, puertas que se cierran con fuerza, gemidos de personas que lloran, y otros que dicen que han oído gritos.

También se dice que han visto a una señora vestida de blanco bajando las escaleras y caminando por el jardín de los bambúes.

LANCETILLA CASA

Se cree que es el fantasma de la esposa del Dr. Wilson Popenoe, quien murió en el lugar por ingerir el fruto de una planta venenosa y que esta enterrada en el Jardín Botánico, debajo de un frondoso árbol.

Hoy en día funciona en su planta baja como una pequeña biblioteca y en la segunda planta se ubica la oficina del actual Director de Lancetilla.

En este hermoso parque también se puede deleitar observando la diversidad de aves de coloridos plumajes y bellos cantos que habitan en él, de las cuales hasta el momento solo se han identificado 200 especies.

LANCETILLA JARDIN 1

Comayagua y su sabor Colonial

Como destino final de nuestro viaje llegamos a la hermosa ciudad de Comayagua.

Durante el período prehispánico, esta ciudad fue sede de la cultura Lenca quienes llegaron a habitar el valle de Comayagua en el año 4,000 A.C., como referencia de ello existen 74 sitios arqueológicos en la zona.

En el período colonial Comayagua fue el centro político, económico y religioso más importante de Honduras. Estuvo gobernada por la corona española por más de 300 años y en ese momento esta ciudad fue la más importante del país, para posteriormente llegar a ser la capital de Honduras en el período republicano desde el año 1824 hasta 1880.

catedral comayagua 1

El origen de Comayagua se remonta al año 1537, tiene una longitud de 5,200 Km2 y una población de 150 mil habitantes.

Iniciamos nuestro recorrido por los principales lugares de la ciudad acompañados de nuestro guía Ever Villanueva, quien nos fue narrando cada detalle de la arquitectura, cultura, economía, costumbres, tradiciones, gastronomía y todo lo relacionado con la historia de Comayagua.

Nos comenta que en su centro histórico hay 36 manzanas de áreas protegidas, en las cuales nos se permite que ningún edificio sobrepase en altura a la torre de la catedral, debido a que la ciudad fue decretada patrimonio nacional de Honduras en 1972.

Existe un reglamento para los negocios en el Centro Histórico, como que los rótulos deben ser de madera. Para las viviendas hay una cartilla de pintura de tonos terracota y los colores son regidos por Antropología y la Alcaldía.

FACHADAS COMAYAGUA

Villanueva nos platica que la fiesta más grande que tiene Comayagua es durante la Semana Santa, convirtiéndose en la capital del catolicismo de Honduras por toda la tradición religiosa que celebran.

Sus alfombras, las procesiones con cuadros vivos y toda una gran solemnidad se vive durante la Semana Mayor. Las alfombras que adornan abarcan un perímetro alrededor de 18 manzanas.

También existe una antigua obra de teatro que fue la primera presentación de Honduras en el año 1643, llamada “El baile de los diablitos”.  Y a partir del mes de febrero durante todos los años, muchachos vestidos de diablos dan vida a sus personajes, recordando el martirio de San Sebastián y la lucha entre los romanos y cristianos. Las Mojigangas y los Gigantones también son algunas de las tradiciones de Comayagua.

BAILE DE LOS DIABLILLOS

En cuanto la la gastronomía sus platillos típicos son: el estofado, la carne prensada, la chanfaina. Las bebidas: el chilate, la horchata y él ponche infernal.

Durante nuestra caminata visitamos dos de las iglesias principales, La Catedral de la Inmaculada Concepción y la Iglesia San Francisco.

La catedral es la más antigua de Centroamérica y la más bella de Honduras, según nos dice Ever Villanueva, nuestro amable guía.

Su fachada es estilo barroco y fue construida a partir de 1634 e inaugurada el 8 de diciembre de 1711 y bendecida en 1715.​

También nos narra que Comayagua tiene la campana y el reloj más antiguos de América. La campana se encuentra ubicada en la torre de la iglesia San Francisco y data del año 1460. El reloj está en la catedral de la Inmaculada Concepción y se dice qué perteneció al palacio árabe de La Alhambra, en España. Este reloj de muro es el mas antiguo del mundo en funcionamiento, data del año 1,100 D.C.

CAMPANA COMAYAGUA

IGLESIA COMAYAGUA

Para hospedarse, la oferta de hoteles en Comayagua es amplia, con las comodidades requeridas por sus huéspedes y los hay para todos los gustos y presupuestos.

La vida nocturna de esta histórica ciudad es muy variada y diversa. Ofrece restaurantes de especialidades nacionales y de cocina internacional, en su mayoría ambientados con decoración colonial y objetos típicos de la zona.

RESTAURANTE COMAYAGUA

Tuvimos la oportunidad de visitar el Restaurante & Bar Paleto’s.

Paleto's es el lugar perfecto para compartir y disfrutar con su compañía preferida. Ofrece un ambiente exclusivo a sus visitantes y una experiencia auténtica basada en la calidad de sus platillos y la mejor atención al cliente, nos dice Patrick Zelev, chef exclusivo de Paleto’s.

Agrega que la idea de Paleto’s surgió hace dos años en crear algo pequeño, muy personalizado y exclusivo y se fue agrandando por la recomendación de sus clientes. La atención y el personal de Paleto’s lo vuelve un lugar exclusivo en Comayagua, tienen mucha seguridad y experiencia.

También nos comenta que el concepto es la exclusividad y la atención personalizada que se recibe. Los platillos principales son las carnes y los mariscos. Las carnes que se sirven provienen de un lugar exclusivo que les proporciona cortes especiales y exquisitos para consentir los paladares mas exigentes. Las frutas y verduras son traídas del valle de la zona . Todos los ingredientes ocupados para la preparación de sus platillos son frescos.

Los horarios van de martes a domingo de 7:00 pm. A 3:00 a.m. y sus precios son accesibles. La experiencia a la que invita a sus clientes Patrick Zelev, Chef exclusivo de Paleto’s, es la atención personalizada, a vivir toda una experiencia de fiesta y mucha alegría, en un ambiente de armonía y buena música.

Me despido de este inolvidable recorrido por Honduras con sentimientos e imágenes que llevo en la memoria y en el corazón. La amabilidad de su gente, los hermosos lugares y las paradisíacas playas, sus enormes riquezas naturales, las sonrisas y el calor de todas las personas con las que tuve la dicha de compartir momentos únicos.

PALACIO COMAYAGUA

ESQUINA EN COMAYAGUA

COMAYAGUA 2

Comentarios