• Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 08:26

Sucesos - Ramírez Landaverde

Fue “error estratégico” haber puesto a mareros de una misma pandilla en la misma cárcel

De acuerdo al ministro de Justicia y Seguridad el que los pandilleros estuvieran clasificados según su afiliación les dio el control de los centros penales.

referencia
Fue “error estratégico” haber puesto a mareros de una misma pandilla en la misma cárcel

El ministro de Justicia argumentó que haber juntado a pandilleros en las prisiones de acuerdo a su afiliación o pertenencia les dio el control de los centros penales.

El Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, lamentó que en periodos anteriores el control de las cárceles fuera entregado a los pandilleros, al tener consideración de su afiliación a las estructuras delincuenciales para ubicarlos en las cárceles y lo catalogó como un “error estratégico”.

Las autoridades de seguridad, que le apuestan a la reclasificación de reos por su nivel de peligrosidad, consideran mínimas las posibilidades que se generen trifulcas en los centros penitenciarios si se ubican pandilleros de los diversos mandos juntos, tal como se ha manejado.

Sin embargo, familiares de reclusos creen que la medida solo logrará que los reos se maten entre sí, ya que sus diferencias son muy marcadas.

Este es el caso de Yanira, cuyo compañero de vida estuvo preso en el penal de Cojutepeque y fue trasladado hacia Quezaltepeque. Ella afirma que “con esta medida lo que se está buscando es que se maten entre ellos sin tener que mancharse las manos los del gobierno”, dijo.

Yanira cree que al gobierno le sale más fácil y más barato lograr que los miembros de pandilla recluidos se maten entre sí y consideró que “lo más fácil (para las autoridades) es deshacerse de los problemas, pero ellos lo que necesitan es un trabajo y eso nunca se lo van dar”, manifestó.

Con esta medida lo que se está buscando es que se maten entre ellos sin tener que mancharse las manos los del gobierno (declaraciones de una familiar de un reo)

El objetivo del gabinete de seguridad es que entre los meses de septiembre y octubre se presenten los primeros avances y que los reos estén ubicados en los centros penales según el nivel de peligrosidad y que sean identificados con uniformes por colores.

En ese plan no se contemplará si los reos pertenecen a una u otra pandilla, por lo que se puede advertir que estarán conviviendo en las mismas cárceles.

Los reclusorios del país concentran a miles de pandilleros que han ordenado el mayor número de homicidios que se perpetran en El Salvador, que dicho sea de paso es considerado el país más peligroso del mundo; solo en el mes de junio que acaba de terminar se contabilizaron más de 300 homicidios.

Para el director de Centros Penales, Rodil Hernández, la medida obligará a que “los reos aprendan a convivir entre ellos”, y recordó que “en los meses anteriores se han difundido comunicados que son firmados por cabecillas de pandillas en los que aseguran que las pandillas se han unificado”, dejando entrever que es el momento para que lo demuestren.

“Poco a poco tenemos migrar a ese tipo de situaciones, es decir va a ser un proceso gradual con mucho estudio y análisis de los casos particulares que nos ayuden a reducir los riesgos, pero nuestro objetivo es llegar a esa clasificación”, añadió el Ramírez Landaverde.

Los parámetros que se tomarán en cuenta para la clasificación serán atendiendo a sus características particulares, al nivel de la condena, la participación en los programas de reinserción, conducta, historial delictivo y por los delitos que se condenaron.

Según las autoridades es una medida en primer lugar para evitar el hacinamiento ya existente en las cárceles. El proyecto iniciará con los Centros Temporales de Reclusión donde serán acomodados 10 mil reos de menor peligrosidad quienes deberán inscribirse en programas de trabajo social para reducir sus condenas y generar su sostenimiento.

“Dichos centros tendrán infraestructuras más sencillas con menores medidas de seguridad pero suficiente para el nivel de peligrosidad de estas personas”, señaló el ministro.

Se prevé incluso la salida de muchos reos que están en la fase terminal de su condena y otros de la tercera edad que pueden cumplir su condena con arresto domiciliar, dijo.

Comentarios