• Diario Digital | Miércoles, 28 de Junio de 2017
  • Actualizado 18:22

Jet Set - PARTIERON ESTE JUEVES HACIA ECUADOR

Alumnas de la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié fueron contratadas por el Ballet Ecuatoriano

“Nos llena de mucha satisfacción que nuestros alumnos sean seleccionados por su alto nivel, lo que nos demuestra que la labor de formación de la escuela es muy bueno”, dijo la maestra Xenia Vaquerano, directora de la Escuela Morena Celarié.

Alumnas de la Escuela Nacional de Danza Morena Celarié fueron contratadas por el Ballet Ecuatoriano

Dos estudiantes de la Escuela Nacional de Danza, Morena Celarié (END) que recientemente han culminado sus estudios de danza, pasarán a formar parte del Ballet Nacional de Ecuador.

Se trata de las bailarinas Anna Marcela García Guillén y Alejandra Abigaíl Rivera Torres, de 20 y 18 años respectivamente, quienes han sido seleccionadas para formar parte del Ballet Ecuatoriano de Cámara que pertenece al Ballet Nacional del Ecuador.

Según dio a conocer la directora de la END, Xenia Vaquerano, la invitación fue hecha el año pasado por el maestro Fredy López del Ballet Nacional de Ecuador, quien vino al país a impartir un taller de danza clásica. Tanto Marcela García como Abigail Rivera aceptaron la invitación de forma inmediata.

“Nos llena de mucha satisfacción que nuestros alumnos sean seleccionados por su alto nivel, que nos demuestra que la labor de formación de la escuela es muy bueno”, dijo la maestra Xenia Vaquerano.

“Vivir de lo que yo amo”

Anna Marcela García GuillénAnna Marcela García Guillén,  de 20 años, asegura que su vida la dedicará completamente a la danza. Ha dedicado ocho años a formarse como bailarina profesional de ballet clásico y luego pasó a formar parte de la planilla de maestro de la Escuela Nacional de Danza, Morena Celarié. Este 12 de enero de 2017 partió para Ecuador a integrarse al Ballet Nacional de ese país.

“Me interesa crecer como bailarina pero sobre todo hacer lo que me gusta, lo que me apasiona; porque si yo ya me decidí que bailar es lo que quiero, tengo que aspirar a más, irme al extranjero y de vivir de lo que yo amo, que es la danza” afirmó García.

Además sostiene que espera bailar y dejarlo todo en los escenarios, para lo cual espera adquirir todo el conocimiento que pueda para lograr la excelencia como bailarina, para luego volver a la END y trasladar su experiencia y ayudar a formar mejores bailarinas en El Salvador.

García Guillén ha destacado en diferentes producciones que ha realizado la END. Tuvo papel protagónico en “Cenicienta” (2015) y “Don Quijote” (2016) e importe participación en “La Bella Durmiente” (2014). “Muchos me dijeron que de esto no se podría vivir”, dijo la bailarina profesional

Alejandra Abigail Rivera TorresAlejandra Abigaíl Rivera Torres acaba de cumplir 18, a los 5 ingresó a la END, se ha especializado en ballet clásico, aunque también le agrada la danza contemporánea.

“Me gustaría solo dedicarme a la danza profesional, estuve buscando oportunidades fuera del país, viendo dónde me podía ir, desistí porque muchos me dijeron que de esto no se podía vivir… Entonces vino el maestro (Fredy López de Ecuador) y vi una oportunidad, me presioné al máximo, él me hizo ver el baile de otra manera aunque solamente fueron dos semanas, cursaba para entonces siete años aquí en la escuela”, sostuvo.

Rivera Torres reconoce que el taller que impartió el maestro Fredy López le enseñó algo diferente a la exigencia que los maestros de la END piden. “Nos dijo que nos divirtiéramos” comenta, “que proyectemos,  disfrutemos lo que hacemos y en realidad no es fácil, porque uno se preocupa tanto por la técnica, porque salga todo perfecto en el escenario y se olvida lo que uno proyecta”.

La joven talento interpretó a Dulcinea en “El Quijote” 2016, también destacó en “La Bella Durmiente” en 2015.
 
Ambas bailarinas tienen en mente una sola cosa, ser competentes. Saben que van a formar parte de un elenco de alto nivel, donde competirán por papeles protagónicos con bailarines de diferentes partes del mundo. El ballet Nacional de Ecuador posee un gran número de obras clásicas y neoclásicas en su repertorio.

Asimismo coinciden en que su principal objetivo es potenciar el perfeccionamiento artístico de los bailarines mediante la capacita­ción permanente en técnica académica.


 

Comentarios