• Diario Digital | Sábado, 21 de Octubre de 2017
  • Actualizado 11:27

Judiciales - YA FUE CAPTURADO

Estudiante asesinó a dos hermanos luego que lo denunciaran con la policía por “bullying” que hacía en escuela de Mejicanos

Los hermanos fueron ejecutados en un hecho que al parecer fue la iniciación del estudiante para ser aceptado en una pandilla.

Josue Luna fue capturado el 26 de septiembre en el municipio de Ciudad Delgado.
Josue Luna fue capturado el 26 de septiembre en el municipio de Ciudad Delgado.
Estudiante asesinó a dos hermanos luego que lo denunciaran con la policía por “bullying” que hacía en escuela de Mejicanos

Dos hermanos fueron asesinados en Mejicanos por un simpatizante de pandillas a quien le reclamaron por el acoso –también conocido como “bullying”- que le hacía al menor de ellos.

Brayan Alberto Medrano Martínez, de 18 años, y Carlos Javier Martínez de 15, fueron atacados por Josué Iván Luna Quintanilla, de 19 años, quien estudiaba en la misma escuela a la que asistía Carlos Javier, una de sus víctimas preferidas para acosar en la escuela.

Luna Quintanilla tenía un largo historial por faltas disciplinarias en este centro educativo. Además era perfilado por los compañeros como simpatizante de pandillas y tenía una larga lista de niños a los que atacaba física y verbalmente.

El mayor de los hermanos decidió encarar a Luna para que dejara de molestar a su hermano, pero este recibió como respuesta una amenaza directa: “A ustedes dos (Bryan y Carlos) los voy a matar o a sus abuelos”.

El acoso del imputado siguió con una gran cantidad de alumnos del centro escolar al que asistía y en el que nadie hacía nada por temor a las amistades del joven.

A mediados de julio del presente año, esta situación llevó a tomar cartas en el asunto a los padres de familia que conformaban la directiva de la escuela, quienes denunciaron al imputado ante las autoridades de seguridad.

La madre de los hermanos era parte de esta directiva de padres y fue el blanco que Luna Quintanilla escogió para atacar a través de sus hijos, quienes son descritos por todos los que los conocieron como “muchachos ejemplares”.

El día del crimen

El 29 de julio el imputado junto a dos pandilleros más interceptaron a Brayan y a Carlos cuando se encontraban en la calle Barcelona Poniente del cantón San Ramón de Mejicanos.

Los hermanos fueron ejecutados cuando se dirigían a su lugar de trabajo y colegio, respectivamente, en un hecho que al parecer fue la iniciación de Luna Quintanilla para entrar a la pandilla.

Bryan era un destacado miembro de una oenegé que operaba en el municipio de Mejicanos con programas para la prevención de violencia. De la cual era miembro desde hace seis años.

Posterior al ataque, los tres sujetos se dieron a la fuga sin dejar rastro alguno. Sin embargo, las amenazas hechas por el imputado a los dos jóvenes eran un referente para la madre y sospechó de inmediato de él.

Pese a tener una orden de captura vigente, el joven siguió llegando al centro escolar sin que nadie lo increpara. Las autoridades explicaron que la localización de este se hizo difícil, ya que no portaba documentos para identificarlo.

Desde julio hasta septiembre el imputado siguió asistiendo con regularidad al centro escolar, donde inició el caso hasta su captura a finales de septiembre en Ciudad Delgado.

El juzgado Primero de Paz de Mejicanos instaló este día la audiencia inicial en contra de Luna por el delito de homicidio agravado en perjuicio de los dos jóvenes.

Durante la audiencia la parte juzgadora consideró que se tenían los elementos necesarios para que el caso pase a la etapa de Instrucción. Además se le decretó detención al imputado que será enviado a un centro penal a la espera que se realicen las investigaciones correspondientes.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios