• Diario Digital | Sábado, 21 de Octubre de 2017
  • Actualizado 11:24

Política -

Funes acusa a Fiscalía de encubrir corrupción en el ISSS para proteger a testigo criteriado

Según datos de "un informante" aludido por Mauricio Funes, la Fiscalía desestimará supuestas irregularidades en la gestión de Leonel Flores para obtener un testimonio que lo afecte a él.

Leonel Flores junto a quien fuera su amigo, Mauricio Funes, en una actividad del ISSS. Foto: Archivo
Leonel Flores junto a quien fuera su amigo, Mauricio Funes, en una actividad del ISSS. Foto: Archivo
Funes acusa a Fiscalía de encubrir corrupción en el ISSS para proteger a testigo criteriado

Mauricio Funes arremetió contra la Fiscalía General de la República (FGR) y acusó a sus autoridades de tratar de encubrir supuestos actos de corrupción en la gestión de Leonel Flores al frente del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), todo a cambio de obtener el testimonio del exdirector en un caso de enriquecimiento ilícito contra el exmandatario.

De acuerdo a la tesis sostenida por Funes, y expuesta a través de su cuenta de Twitter, "un informante" le ha hecho saber detalles "que podrían justificar y orientar una investigación de la Fiscalía contra Leonel Flores".

El "informante" al que alude Funes se habría acercado a él para solicitarle que "investigue el pago de una jugosa comisión que recibió el doctor Flores por la compra de medicamentos a una farmacéutica de un empresario guatemalteco". El empresario al que hace referencia es Fernando Jarquín, quien es señalado en un caso de corrupción en Guatemala en el que también está investigada la ex vicepresidenta de ese país, Roxana Baldetti.

En un texto publicado por Funes, el "informante" le pide al exfuncionario que "lo corrobore (la información) o haga la denuncia donde corresponda". Este tipo de denuncias, sin embargo, puede hacerlas cualquier ciudadano ante la FGR.

En los últimos días, Funes ha emprendido una cruzada en redes sociales para denunciar que la Fiscalía está "montando un caso" por enriquecimiento ilícito en su contra, lo que según él responde a "instrucciones de la derecha".

Desde el exilio que disfruta hace casi un año en Nicaragua, Funes se ha autodenominado un perseguido político, un argumento que ha utilizado para no presentarse a las audiencias por un proceso civil que se sigue en su contra en una Cámara de San Salvador.

De amigo a acusador

Las diferencias entre Mauricio Funes y Leonel Flores son relativamente nuevas. De hecho, Flores explicó en más de una ocasión que fue el mismo exfuncionario quien le pidió que regresara a El Salvador (Flores estaba radicado en Estados Unidos) para tomar las riendas del ISSS durante el periodo presidencial que comenzó en 2009.

Flores había sido parte del grupo denominado Amigos de Mauricio, que durante esa campaña presidencial buscó apoyos en sectores privados y en el extranjero a favor de Funes. Varios de los miembros de esa agrupación ocuparon cargos en el Ejecutivo una vez que el efemelenista llegó a la Presidencia.

Ahora, la historia ha cambiado. En una seguidilla de tuits publicados ayer en la cuenta del exfuncionario acusó a Flores de criteriarse a cambio de "ganar impunidad y evitar una investigación de FGR por los 'chanchullos' que hizo en el ISSS".

Además, acusó a quien fuera su amigo y le ayudó a ganar simpatías entre los salvadoreños en Estados Unidos de haber amasado parte de su patrimonio de "las 'comisiones' que recibió por compra de medicamentos y servicios".

Finalmente, el exiliado político advirtió a la Fiscalía que, en caso de no procesar a Flores a cambio de obtener un testimonio incriminatorio, "se convierte en cómplice y encubridora de la corrupción en el ISSS".

Comentarios