• Diario Digital | Sábado, 15 de Junio de 2019
  • Actualizado 20:00

Negocios - BITÁCORA DE VIAJE- CAPÍTULO 2

El encanto del lago de Yojoa

Carlos Ortiz, el joven lanchero curtido por el sol hondureño y sus múltiples travesías por este lago que nos conduce a bordo de “Elizabeth”, nos cuenta sobre la seguridad, actividades, flora, fauna y del porque es su amado Yojoa.

El encanto del lago de Yojoa

—¿Y ese sonido es de alguna clase de pájaros nativos de la zona? —le pregunto a Carlos Ortiz, el joven lanchero curtido por el sol hondureño y sus múltiples travesías por este lago que nos conduce a bordo de “Elizabeth”.

—Son patos —me responde— una de las más de 800 especies de aves endémicas que habitan en las montañas de Santa Bárbara, zona de reserva forestal y que rodea el lago de Yojoa.

Aparte de los patos, habremos de conocer en nuestro recorrido que este impresionante lago también alberga pichiches, guaras, loras de cabeza amarilla y los exotiquísimos quetzales, las estrellas del lugar por ser una especie en peligro de extinción.
Yojoa es, además, un lugar de observación de aves para científicos quienes llegan hasta aquí con ese propósito, al menos el 50% de las especies de aves de todo el país se pueden apreciar en esta área, nos cuenta nuestro guía y capitán de la embarcación, de unos 30 pies de eslora, en la que recorrimos el lago.

Lo primero que preguntan los turistas es qué significa Yojoa. Y a todos se les responde que fueron los lencas le dieron el nombre al Lago de Yojoa que significa aguas mansas”

Ubicado a unos 184 kilómetros de Tegucigalpa capital de Honduras, con una extensión de 90 kilómetros cuadrados por 35 metros de profundidad, esta belleza de agua dulce es alimentado por 3 ríos y 18 quebradas.

Rico en flora y fauna habitan en el área animales como nutrias, tortugas y lagartos

La paz y quietud que respiraba ese final de la tarde me evocaban a la meditación sobre cómo está maravilla natural de origen volcánico, único en Honduras, ha visto pasar desde los años 40 época previa a la construcción de la carretera CA 5, a generaciones de habitantes oriundos y extraños embarcados en una travesía de poco más de una hora, que lo atravesaban para trasladarse de Tegucigalpa a San Pedro Sula y viceversa utilizando un ferry que también podían llevar carros y a las famosas “Baronesas” unos camiones de plataforma y sillas de madera que eran los buses más comunes en esa época, convirtiendo este recinto en el único puente entre ambas partes del país, que abarca tres departamentos, Comayagua, Cortes y Santa Bárbara.

Las aguas del Lago de Yojoa son un recurso utilizado desde hace 55 años para la generación de energía eléctrica siendo Cañaveral la primera presa hidroeléctrica del país. Posee un canal de 10 kilómetros de longitud que fue construido para alimentar a Cañaveral.

El cultivo de frutas, legumbres y granos básicos, la pesca artesanal y el cultivo de peces de exportación son las principales actividades a las que se dedican los habitantes de la zona.

Especies de peces que se pueden encontrar son: El Guapote Tigre y el Dormilón y otras que han sido introducidas como el Black Bass por los estadounidenses y la Tilapia por los chinos.

Nos sentimos muy orgullosos por la seguridad en la zona, me comenta Carlos con una sonrisa llena de satisfacción, lo que permite que los visitantes se sientan tranquilos, ofrecemos para la relajación y diversión actividades como el ecoturismo, el trekking, el agroturismo, el camping a orillas del lago y el avistamiento de aves.

También los rubros de servicios como hoteleria, restaurantes y paseos en lancha, son apuestas que están desarrollando con mucho éxito.
El hotel Finca Las Glorias es uno de los ejemplos, situado a la orilla del Lago de Yojoa, rodeado de mucha naturaleza y especies de flora y fauna típicas de la zona, ofrece a sus visitantes un ambiente natural para descansar y desconectarse del día a día.

Cuenta con habitaciones y cabañas en las que se pueden hospedar familias, parejas o grupos de amigos, las hay de tipo sencilla, doble, triple, cuádruple, cabañas de dos y tres habitaciones.

Están equipadas con aire acondicionado, agua caliente, televisión por cable, WiFi y balcón con hamaca.
Ofrece recorridos en lancha a sus visitantes, servicio de Kayak, paseos a caballo, paseos en tren, pesca deportiva, embarcadero, piscina y un pequeño bar con diferentes bebidas nacionales e internacionales.
El restaurante con capacidad para 200 personas, ofrece platillos típicos de la zona para todos los gustos y los domingos comida buffet acompañado con música de marimba.

Durante nuestro recorrido por este hermoso lugar, vistamos otra opción muy recomendada para los que buscan un concepto más moderno: Hotel Agualpa, Domos & Cabañas.
La arquitectura de sus habitaciones son tipo iglús, de tamaños sencillo, doble y cabañas familiares.

La idea de los domos surge de hacer un hotel temático diferente, usando muchos materiales tradicionales, olvidados, complejos de manejar, el piso esta combinado con un toque de cerámica colonial y barro, eso hace que el hotel sea una combinación de rústico y diferentes clases de materiales que en lo convierten en algo original, nos cuenta su gerente Eugenia Pineda.

30 domos y 8 cabañas en total (que muy pronto se extenderán a 70), algunas con tina de hidromasaje y una terraza al aire libre en el techo de cada domo. Me llamó particularmente la atención la habitación de luna de miel, especialmente diseñada para parejas, por su decoración diferente y creativa por sus particulares cortinas, mobiliario que combinan lo moderno con lo autóctono y una pecera que acompaña a los lunamieleros dentro del baño

Áreas verdes, piscinas, bar, salón de conferencias para eventos y convenciones, el cual muy pronto tendrá capacidad para 300 personas y ideal para grupos grandes y convenciones; y dos restaurantes donde también se ofrecen especiales de la zona, como el delicioso pescado frito acompañado de arroz sazonado con ingredientes del lugar, dos tipos de escabeche y tajadas de plátano.

Llamó poderosamente mi curiosidad un avión F-27 que ha sido reconstruido y acondicionado como restaurante, con una ambientación al estilo drive inn de los años 50,s. Detalles extras particulares cómo lámparas con luces de diferentes colores, rótulos de hamburguesas, Coca Cola y coches de la época.

Los asientos del avión que una vez transportaron viajeros de la aerolínea hondureña de Atlantic Airlines, sirven hoy de butacas para los comensales. El disfrute gastronómico en este curioso lugar es sin duda toda una experiencia diferente. Además se ha restaurado la cabina, foto obligatoria para todos los que le visitan.

El hotel ofrece para Semana Santa paquetes con alimentación incluida, un ambiente familiar, música en vivo, saltarines, payasitas para la diversión de los niños.

Los empresarios hacen la invitación a visitar el Lago de Yojoa que tiene muchas diversiones como las Cataratas de Pulhapansak, hoteles temáticos, como Finca Las Glorias con paseos a caballo, presentación de caballos de escuela que bailan, el paseo en Kayak dentro del canal y la experiencia de un hotel muy particular como Agualpa Domos & Cabañas, una diversidad de actividades dentro que pueden perfectamente convertirse en un aventura inolvidable, solo, en familia o amigos.

Así es el Lago Yojoa y sus alrededores. Así es este lindo lugar.
Y mientras la fresca brisa me envuelve, la luz del áureo celaje atraviesa las ramas de los árboles impregnándolos con su maravilloso sello vespertino; ese sol que se dispone a descansar hasta su próxima salida, radiante, que embellecerá de nuevo al exuberante lago de Yojoa, puerta de entrada en mi experiencia a este hermoso y amable país…

Tips de Viaje:

(504) 2625-0978​, E-mail [email protected]

  • Las tarifas de los paquetes dependen del número de días a hospedarse y de la cantidad de personas, para tres oscila alrededor de $75 dólares e incluye desayunos.

Comentarios