• Diario Digital | martes, 26 de mayo de 2020
  • Actualizado 04:12

Política - PIDE UNIDAD Y NO CONFRONTACIÓN

Estados Unidos llama al Gobierno, la Asamblea y la Corte Suprema a calmar las tensiones

El embajador de Estados Unidos en El Salvador pidió que cualquier diferencia sea resuelta por la vía del diálogo y no confrontando. 

 

Ronald Johnson, embajador de Estados Unidos en El Salvador.
Ronald Johnson, embajador de Estados Unidos en El Salvador.
Estados Unidos llama al Gobierno, la Asamblea y la Corte Suprema a calmar las tensiones

La tensión generada entre el Presidente Nayib Bukele, la Asamblea Legislativa y la Corte Suprema de Justicia por la manera en que el Ejecutivo ha manejado la crisis por el Covid-19 y últimamente por un decreto para continuar el Estado de Emergencia por 30 días más hizo que el embajador de los Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, pidiera a los tres Órganos de Estado resolver las diferencias por la vía del dialogo.

“Llamamos a los líderes de los tres poderes a abrir canales de diálogo constructivo y a reducir la confrontación lo antes posible por el bien de la nación. Nos necesitamos los unos a los otros, hoy más que nunca”, expresó el diplomático.

“EE.UU. apoya a las tres ramas del gobierno, como siempre lo hemos hecho. Alentamos a cada uno de los tres a que trabajen en conjunto, para encontrar soluciones oportunas para esta crisis, sin poner en riesgo los logros democráticos de El Salvador o la salud y bienestar de su gente”, fue el llamado que hiciera desde sus redes sociales.

Johnson pidió también buscar en la unidad, en conjunto con el sector privado, la reactivación económica del país, para la cual ofreció ayuda.

“EE.UU. está ayudando a El Salvador ahora, y estaremos aquí trabajando junto a todas las ramas del gobierno, el sector privado y los salvadoreños para ayudar a enfrentar la reactivación económica del país que es tan necesaria ¡Nuestras oraciones y esperanzas están con todos ustedes!”, externó.

Embajador muy atento a lo que ocurre en El Salvador

Esta no es la primera vez que el diplomático norteamericano se pronuncia respecto a hechos que han generado tensión entre Órganos de Estado como sucedió el 9 de febrero cuando militares ingresaron a la Asamblea Legislativa del que dijo estar en desacuerdo.

“No apruebo la presencia de la Fuerza Armada en la Asamblea Legislativa, me sentí aliviado que esa tensa situación terminó sin violencia. Ahora reconozco los llamados a la paciencia y la prudencia. Me uno a todos los actores que están pidiendo un diálogo pacífico para avanzar”, expresó en esa ocasión.

“Insto a todas las partes involucradas a que rechacen cualquier otra forma de superar el desacuerdo actual”, fue su llamado. 

 

Comentarios