• Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Sucesos - Juzgado de Jocoatique

Wendy Morales deberá pagar $2,000 para recuperar su libertad

Pese a que la acusación no tiene fundamentos fuertes, el juez decidió decretar una fianza a la joven universitaria para poder recuperar su libertad.

Wendy
Wendy Morales fue detenida el 5 de septiembre acusada por el delito de extorsión.
Wendy Morales deberá pagar $2,000 para recuperar su libertad

El juzgado de Primero de Instrucción de Jocoatique, Morazán, decretó medidas sustitutivas a la detención para Wendy Morales, acusada por el delito de extorsión; sin embargo no recuperará su libertad de inmediato debido a que la Fiscalia cuenta con cinco días hábiles para apelar la decisión. Además debe pagar $2,000 que le fueron impuestos en concepto de caución económica.

Entre las medidas impuestas por la jueza se estableció que Morales deberá presentarse al juzgado cada 15 días a firmar. 

Esta mañana se realizó la audiencia de revisión de medidas contra la joven a petición de la defensa, ya que el pasado 9 de septiembre se ordenó su detención y se otorgaron 4 meses a la Fiscalía General de la República (FGR) para continuar con las investigaciones.

Morales fue capturada el pasado 5 de septiembre en su vivienda en Quezaltepeque, departamento de La Libertad, tras ser señalada de haber extorsionado a una persona en abril de 2014 en Morazán. Luego de su detención, Morales fue enviada a las bartolinas policiales de Osicala.

Wendy Lisseth Morales es graduada de la Universidad de El Salvador, además de actriz y activista. Desde su captura familiares, amigos y allegados han sostenido que la joven es inocente.

Según la acusación de la Fiscalía, Morales extorsionó a una persona de Morazán a la que le ordenó depositar $150 a una cuenta de Tigo Money o atentaría contra su vida y la de su familia. Dicho monto fue cobrado con su Documento Único de Identidad (DUI), en Soyapango, según el ministerio público.

Sin embargo, la defensa informó que la joven había extraviado el DUI y el teléfono le había sido robado dos años antes de que el delito fuera cometido, por lo que solicitó se realice un peritaje a la firma del recibo y una investigación más completa por parte del ministerio público.

Comentarios