• Diario Digital | Sábado, 20 de Abril de 2019
  • Actualizado 18:37

Sucesos - FALLECIÓ AHOGADO

El destacado auditor de la Corte de Cuentas que encontró la muerte en un paseo de playa con sus amigos

"José Miguel era un gran ser humano, yo fui jefa de equipo de auditoría de él por tres años. Transmitía sus conocimientos a sus otros compañeros; le gustaba trabajar en equipo y fue muy puntual, honesto, sincero y mantenía la discreción, sobre todo en este tipo de trabajo"

José Miguel Miranda, de 36 años de edad, trabajó como auditor en la Corte de Cuentas de la República.
José Miguel Miranda, de 36 años de edad, trabajó como auditor en la Corte de Cuentas de la República.
El destacado auditor de la Corte de Cuentas que encontró la muerte en un paseo de playa con sus amigos

"Feliz fin de semana y primero Dios nos vemos el lunes", fue la última frase que José Miguel Miranda, de 36 años de edad, le dijo a su jefa el viernes pasado al salir de la Corte de Cuentas, sin imaginarse que en un paseo de playa el fin de semana encontraría la muerte.

El domingo pasado, Miranda llegó de paseo junto a otros dos amigos al Centro Recreativo de la Corte de Cuentas de la República (CCR) en la playa de Jicalapa, en La Libertad. Ahí, cuando era medio día una corriente marina se llevó a los tres amigos. Dos fueron rescatados con vida, pero Miranda murió ahogado en el instante.

Miranda trabajó como auditor gubernamental en el área de la Dirección de Auditoría 4 de la Corte de Cuentas por casi 15 años. No estaba casado, ni había procreado hijos. Vivía junto a su abuela y un hermano en San Salvador. Los que lo conocían lo recuerdan como un hombre trabajador.

"Era una persona muy preparada, confiable y responsable, ya que cumplía con los tiempos de trabajo que se le daban. Era proactivo, muy creativo y siempre daba más de lo que necesitaba", expresó el director de auditoría de la Corte de Cuentas, quien lo conoció durante mucho tiempo.

Ese mismo director sostiene que Miranda desempeñó trabajos bien delicados, los cuales realizaba con un gran profesionalismo, por lo que asegura que con su muerte ha dejado un gran vacío, ya que considera que son escasos el tipo de profesionales como él dentro de la Corte.

"Es lamentable y nos sorprende lo que le ocurrió, no lo esperábamos. Estamos consternados con la noticia, era muy querido y nos deja un gran vacío difícil de llenar", dijo.

Sus compañeros de trabajo lo consideraban una persona tranquila, callada, servicial, era el primero en ayudar cuando se le necesitaba; aparte de que era respetuoso, no se metía en discusiones, muy colaborador y de buenos sentimientos.

Por su parte la actual jefa de Miranda, contó que su unidad estaba compuesta por 12 personas y Miranda era uno de ellos. "Él era mi mano derecha, le daba un tiempo y siempre cumplía la meta de trabajo, es decir que entregaba lo que se le pedía en el plazo estipulado", aseguró.

Agrega que su equipo de trabajo se va a seguir apoyando de ahora en adelante, pero acepta que se va a sentir el vacío dejado por el profesional en Contaduría Pública.

También la exjefa de él que trabajó algunos años en la misma unidad se sumó a los buenos comentarios sobre el trabajo que desempeñó en esa entidad gubernamental

"José Miguel era un gran ser humano, yo fui jefa de equipo de auditoría de él por tres años. Transmitía sus conocimientos a sus otros compañeros", explicó.

En estos momentos, recuerda una conversación que tuvo con él hace años cuando le dijo que todos deberían de estar preparados para la muerte. Además le hizo una petición particular: que se vistiera elegante para su funeral y que usara un vestido rojo que a él le gustaba. 

Un auditor destacado

Como todo buen auditor y alguien que se destaca en lo que hace, José Miranda tenía las aspiraciones de ser jefe de la unidad 4 de auditoría de la Corte de Cuentas.

Sus números y trabajo lo avalaban, aparte que ostentaba dos licenciaturas, una en Administración de Empresas y la otra en Contaduría Pública; de esta última se graduó el año pasado.

Al fallecido también se le consideraba técnico de auditoría. De hecho ,por ser destacado en su área hace unos años representó a la Corte a nivel Latinoamericano y ganó un premio sobre investigación y fiscalización.

Sus restos fueron velados en Capillas Memoriales de San Salvador en horas de la tarde del lunes y el martes a las 9:00 de la mañana se realizará una misa de cuerpo presente y a las 11:00 será el entierro en el cementerio La Resurrección.

En Facebook, la Corte de Cuentas lamentó el fallecimiento de su empleado, a la misma vez que colocó una esquela mortuoria dando en sentido pésame y condolencias a la familia.

Comentarios