• Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 14:04

Sucesos - NO EXISTE DENUNCIA

Fiscalía investiga caso de rótulo de mujer a quien acusan de "roba maridos" en San Miguel

Por su parte la Policía Nacional Civil (PNC) no tiene ninguna denuncia sobre el caso, aunque una fuente de esa institución sostuvo que es un delito de acción privado.

Fiscalía investiga caso de rótulo de mujer a quien acusan de "roba maridos" en San Miguel

Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) señalaron que se está investigando de oficio el caso del rótulo de una mujer a quien acusan de "roba maridos" en la ciudad de San Miguel.

Personal de la FGR llegó en horas de la mañana del martes a la alcaldía de San Miguel para solicitar videos de las cámaras de videovigilancia y poder determinar quien colocó los rótulos en los postes del tendido eléctrico.

El caso lo lleva la Unidad de Atención Especializada de la Mujer, de la oficina fiscal de San Miguel.

Dicha fuente explicó que fueron aproximadamente 10 rótulos los que fueron colocados en el barrio San Francisco, sector de mercados y por las cercanías del hospital Militar. 

Se presume que fueron colocados en horas de la madrugada del lunes y antes de las 10:00 de la mañana del mismo día fueron retirados, desconociéndose por quién o quiénes.

Al momento en que llegaron trabajadores de la unidad de Aseo de la alcaldía y miembros del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de San Miguel, los rótulos ya habían sido retirados y sólo se encontró la mitad de uno de ellos en el barrio San Francisco.

De manera oficial, no se ha conocido si la mujer que aparece en la foto del rótulo viva en San Miguel y que haya sido identificada, ya que no ha sido presentada alguna denuncia al respecto.

Por su parte la Policía Nacional Civil (PNC) no tiene ninguna denuncia sobre el caso, aunque una fuente de esa institución sostuvo que es un delito de acción privado.

"En ese sentido la persona ofendida se tiene que presentar en un juzgado de Sentencia y luego este notifique a la Fiscalía y luego a la Policía, ya que se considera un delito contra el honor y a la intimidad", sostuvo la fuente consultada.

También dicha fuente dijo que ese tipo de casos se trabaja con querellante, es decir, con un abogado que represente a la persona que se sienta ofendida.

Comentarios