• Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:54

Sucesos - Caso GRP

Ocho preguntas sin respuesta en el caso de la policía herida tras fiesta navideña del GRP

¿Adónde está Karla Mayarí Ayala Palacios?, ¿quién permitió el ingreso de bebidas alcohólicas a la sede de la unidad élite?, ¿por qué no llevaron a la agente al hospital? Son muchos los vacíos que quedan en el "Caso GRP".

GRP
Ocho preguntas sin respuesta en el caso de la policía herida tras fiesta navideña del GRP

Luego de hacerse público que miembros de una unidad élite de la Policía Nacional Civil (PNC), el Grupo de Reacción Policial (GRP), realizaron una fiesta navideña en donde ingresaron bebidas alcohólicas y posterior a ese acontecimiento una policía resultara herida, quedan diversas preguntas que hasta el momento no han sido respondidas por las autoridades de la Corporación... o al menos las respuestas no se han hecho públicas.

La noche del 28 de diciembre, agentes del GRP de la base situada en el interior de una colonia privada ubicada en la calle antigua a Huizúcar, en las cercanías del estadio Cuscatlán, en San Salvador, protagonizaron un ataque armado.

El altercado inició en la madrugada del 29 de diciembre, cuando los agentes Ovidio Antonio Pacheco (motorista), Wilfredo Deras Hernández y Juan Josué Castillo Arévalo iban a bordo de una patrulla policial con rumbo hacia Apopa, municipio en donde irían a dejar a una de las compañera que también estuvo en la celebración, Karla Mayarí Ayala Palacios.

En el trayecto a la casa de la agente, quien está destacada en la unidad de Investigaciones Disciplinarias de la zona Central,  Castillo Arévalo disparó contra la mujer.

El director de la PNC, Howard Cotto, brindó la versión oficial del hecho el pasado viernes e indicó que el agente agresor está siendo buscado para proceder con su captura. El sábado se realizaron sendos allanamientos en casas de sus familiares, resultando dos personas detenidas, además de decomisar armas y uniformes policiales.

De todo el confuso hecho surgen una serie de cuestionamientos, debido a que han quedado vacíos que hasta el momento no están claros y generan las siguientes preguntas de cómo ocurrieron los hechos:

1. ¿En quién recae la responsabilidad de haber ingresado las bebidas alcohólicas a la sede del GRP?

De acuerdo a declaraciones brindadas por Cotto y en el lugar de los hechos por el subdirector de la PNC, César Flores, los agentes sí tenían la autorización de realizaran una cena, aunque el permiso para ingerir bebidas alcohólicas aparentemente no existía. No se esclareció quién permitió su ingreso y si esta persona -que debió ser un jefe policial- está siendo investigada.

2. ¿Qué fue lo que provocó que Castillo Arévalo agrediera a la agente Karla Ayala Palacios en el interior del vehículo?

Hasta el momento, las autoridades no han dado a conocer qué es lo que dijeron las personas entrevistadas, entre agentes del GRP y los dos familiares del imputado que fueron detenidos luego del hecho, sobre el motivo que hizo que el agente le disparara a su compañera. Se puede inferir que las dos personas que iban en la patrulla pudieron haber presenciado alguna discusión o problema.

Un audio que circuló en redes sociales de un policía que relató lo sucedido sugiere que fueron "razones emocionales".

3. ¿Por qué los agentes retornaron a la base de la unidad élite y no a un centro asistencial para que su compañera fuera atendida?

La patrulla se desplazó con normalidad por el bulevar Constitución hasta el redondel Integración, ahí se perdió la pista de la patrulla, de acuerdo a la revisión de las cámaras de seguridad instaladas en ese tramo.

La patrulla no llegó hasta Apopa, debido a que -como confirmó Cotto- ocho minutos más tarde el vehículo fue captado en ruta de regreso. La mujer tenía una lesión ocasionada con arma de fuego, pues en la misma patrulla se encontraron rastros de sangre.

De ser así, la mujer nunca fue llevaba a algún centro médico para que fuera atendida por la lesión. Además, las investigaciones no han determinado si al momento de la fuga, en la patrulla estaba la agente lesionada o fallecida.

4. ¿Cómo es que un agente policial se les escapa en dos ocasiones al GRP?

Los agentes Pacheco Morales y Deras Hernández se bajaron del vehículo una vez presentes en la unidad en donde desarrollaron la fiesta. El motivo, indicó el director de la PNC, era para informar a la jefatura del GRP que había ocurrido un incidente. Adentro del vehículo se encontraba el agente Castillo Arévalo y, probablemente, Ayala Palacios.

Las llaves de la patrulla se encontraban puestas en la misma, por lo que el agente agresor decidió huir en ella –por primera vez- hacia San Francisco Javier, en Usulután, sitio de donde es originario. Ese municipio usuluteco está a unos 75 kilómetros de San Salvador, por lo que lleva no menos de una hora trasladarse hasta allá.

“Presumimos con el cuerpo (de la policía herida) iba al interior del vehículo”, comentó Cotto.

La segunda huida de Castillo Arévalo fue cuando retornó a San Salvador para devolver la patrulla en la que había escapado, luego de pedir ayuda a José Atilio Jiménez, su cuñado, y a Joel Isaac Castillo Arévalo, su hermano.

Los tres huyeron en un vehículo -por segunda ocasión-, pero tras recibir disparos en las llantas por parte de unos agentes del GRP el vehículo quedó sin poder seguir con su marcha en el redondel del Árbol de la Paz, aproximadamente a un kilómetro de la sede policial. Castillo Arévalo se había esfumado.

5. ¿A dónde se encuentra la agente lesionada?

Hasta el momento, las autoridades policiales desconocen el paradero de Karla Mayarí Ayala Palacios. Comunicaron que la han buscado en diversos centros médicos, pero hasta el momento no han logrado saber el paradero de la misma.

Incluso, Cotto dijo que se estaba investigando si un cuerpo femenino encontrado en la carretera a Usulután era el de la agente; no se dijo el resultado de esas investigaciones.

6. ¿Cómo un agente se lleva una patrulla policial hasta Usulután y de regreso a San Salvador sin que el vehículo pueda ser rastreado?

Las cámaras de seguridad registraron el trayecto que la patrulla llevó con rumbo a Apopa, pero no han comentado sobre la ruta que el agente tomó para dirigirse hacia Usulután.

No han comunicado si hubo un reporte del hurto de la patrulla y tampoco si hicieron un intento de búsqueda.

Cotto explicó en la conferencia de prensa que los agentes del GRP no pudieron darle seguimiento al vehículo “por no tener detalles hacia donde sale”.

7. ¿Cómo detienen a dos familiares del agente agresor, a dos elementos del GRP y él logró huir?

Esta pregunta se conjuga debido a que los agentes Pacheco y Deras fueron detenidos por los delitos de encubrimiento, fraude procesal, incumplimiento a los deberes, omisión de socorro y denegación de auxilio. Mientras que el cuñado y el hermano de Castillo Arévalo fueron detenidos para ser entrevistados.

El sábado se realizó además la detención del suegro del agente y otro pariente, tras allanar sus viviendas y encontrar uniformes policiales y armas.

Han sido detenidas seis personas menos el generador del ataque.

8. ¿En qué momento desaparece el agente?

El agente que hoy es buscado por las autoridades ha desaparecido sin dejar rastro alguno. Según el relato del jefe policial, se perdió de vista en el tramo entre la calle a Huizúcar y el redondel Árbol de la Paz, donde no hay más de un kilómetro de distancia.

Se desconoce el rumbo que tomó y actualmente se encuentra prófugo de la justicia.

Juan Josué Castillo Arévalo

Comentarios