• Diario Digital | domingo, 19 de mayo de 2024
  • Actualizado 16:44

Judiciales

Cámara anula absolución de policías del GRP en caso San Blas y ordena repetir juicio

Cinco agentes del GRP fueron acusados de asesinar a un joven.

GRP San Blas
Grupo de Reacción Policial (GRP) acusados de una masacre en La Libertad.
Cámara anula absolución de policías del GRP en caso San Blas y ordena repetir juicio

La Cámara de lo Penal de la Cuarta Sección del Centro de Santa Tecla anuló la absolución de cinco agentes del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP) implicados en el  asesinato de un joven ocurrido en la finca San Blas, en San José Villanueva, en el departamento de La Libertad, y solicitó un nuevo juicio. 

El 23 de septiembre del 2017 el juez del Tribunal de Sentencia de Santa Tecla dejó en libertad y absolvió a cinco policías del GRP quienes fueron acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) por el asesinato de Alexander Hernández Martínez, de 20 años de edad, quien residía en dicho lugar.

En aquel momento el juez del caso declaró que dentro de la intervención policial si se cometió una ejecución extrajudicial. Sin embargo, sostuvo que la Fiscalía no logró individualizar las acciones hechas contra el joven. 

Por esa razón, el ente fiscal decidió presentar un recurso de apelación ante la Cámara, que este día dio el aval para que se repita el juicio y se anule la resolución dada en aquel momento. 

"No es cierto que todos los sujetos deban realizar el verbo rector "matar", para que el plan tenga éxito se necesita que cada uno desempeñe un rol", determinó la Cámara sobre la resolución del Tribunal de Santa Tecla. 

"La cámara avaló la teoría funcional de la coautoría. Primero porque el delito no es de propia mano. No siendo trascendente para efectos de responsabilidad determinar quién o quiénes dispararon", explica la resolución.

Todo ocurrió el 26 de marzo de 2016, cuando policías del GRP asesinaron a ocho pandilleros en la finca San Blas, entre ellas Hernández, quien horas después fue desvinculado de pertenecer a grupos terroristas. El caso fue manejado como un enfrentamiento armando contra supuestos pandilleros. 

No obstante, en una investigación de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) señaló que todo el proceso se trató de una ejecución extrajudicial.

El director de la PNC, Howar Cotto señaló en su momento que la unidad policial respondió al ataque de los pandilleros por defensa propia. "Una unidad nuestra atiende un caso pero son agredidos con armas de fuego por grupos criminales y esto deriva en la muerte de estos miembros" sentenció  Cotto.

Comentarios