• Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:27

Política - "golpe de estado suave"

FMLN: ARENA está en una estrategia golpista, quieren sacar cuanto antes a Sánchez Cerén

El partido de Gobierno considera que pedir al presidente un examen que mida su capacidad mental para seguir gobernando el país es un irrespeto.

Sánchez Cerén en mitin
El FMLN respalda sanidad mental de Sánchez Cerén (Foto: Casa Presidencial).
FMLN: ARENA está en una estrategia golpista, quieren sacar cuanto antes a Sánchez Cerén

Que ARENA pida una evaluación de la capacidad mental del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, para determinar si está apto para seguir en el poder, es para el FMLN no solo una falta de respeto, sino que obedece a una estrategia que busca desgastar al gobierno para facilitar un “golpe de estado suave”.

Diputados efemelenistas consultados por El Salvador TIMES conjeturaron que la petición hecha por el diputado René Portillo Cuadra es más bien “parte de una estrategia golpista” que se viene a sumar a un boicot económico que se maneja desde la Asamblea Legislativa hacia el gobierno, y a la utilización de algunos magistrados de la Sala de lo Constitucional para legislar al servicio de la derecha.

La líder histórica del FMLN y miembro de la comisión política de ese partido, Nidia Díaz, aseguró que la petición del diputado de ARENA, René Portillo Cuadra, de evaluar la salud mental del mandatario va acorde a la estrategia de generar un “golpe suave” que tiene la derecha desde hace varios meses.

Asimismo, afirmó que los señalamientos en contra del presidente no tienen fundamento y en este sentido rayan en el irrespeto a la investidura de Sánchez Cerén.

“Ellos están en una estrategia golpista, quieren sacar cuanto antes al presidente de la República y no hayan cómo hacer y se van a estas actitudes que realmente no son serias, no tienen fundamento”, declaró, a la vez agregó que esta “es parte de una estrategia bien orquestada que tiene varios elementos”.

El diputado efemelenista, Guillermo Mata, indicó que en este “golpe suave” que ejecuta la derecha está también evidenciada la estrategia de ahogar financieramente al Gobierno, así como la utilización de la Sala de lo Constitucional a su conveniencia, por lo que esta vendría a sumarse.

Para ambos legisladores los señalamientos en contra del presidente no solo carecen de una base sólida, sino de sentido, y están enquistadas en una falsedad.

Díaz explicó que el error ocurrido el sábado pasado durante el programa “Gobernando con la gente” no constituye un argumento sólido, puesto que se ha sacado de contexto. Recordó que ella estuvo en el lugar cuando ocurrió el hecho y cuando pidió que se “levantarán” lo hizo al público y por eso se pusieron de pie a aplaudir, argumentó.

Además, dijo que incluso si el presidente hubiese cometido un error en el discurso esa no sería suficiente justificación para decir que él no tiene sanidad mental. Y puso el ejemplo con un error que pudiese cometer Portillo Cuadra: “Si él dijera algo, si se le olvidara algo, uno lo nota rápido, si el dijera algo que no es sensato por casualidad uno no podría sacar como conjetura que él está trastornado, puede estar cansado o algo por el estilo”, valoró.

Por esa razón, tanto para Díaz como para Mata es un irrespeto de parte del diputado tricolor y de ARENA estar dudando del presidente sin una base sólida. “Ese tipo de declaraciones no pueden venir de alguien que dice que es un académico. Lo menos que esperaría uno es que fuera respetuoso con el presidente de la República”, aportó Mata.

Pero para Díaz, este interés estriba en el orden político, puesto que incluso toda la serie de equivocaciones que el mandatario ha cometido cuando se dirige al público, no son suficientes para dudar de su capacidad. Expuso que este tema trata de distraer la atención, de generar rumorología y crear una sensación que todo va mal, incluso el presidente. “Buscan desmoralizar, quitar la esperanza, desacreditar”, dijo.

Para el FMLN esta acción no es exclusiva en El Salvador, pues ya ha ocurrido en otros países de América Latina, donde han querido señalar a presidentes de izquierda como locos, sin hallar ningún sustento real, señaló.

Comentarios