• Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 14:36

Sucesos - Ordenan investigación

Camarógrafo de canal 21 fue confundido con un informante, según la Policía

Una fuente policial indicó que los criminales habrían pensado que Samuel Rivas transmitía información a las autoridades. La colonia donde fue asesinado está acechada por la 18 Sureños. 

Chorrito1
Camarógrafo de canal 21 fue confundido con un informante, según la Policía

La muerte del camarógrafo de canal 21 Samuel Rivas, asesinado la mañana del jueves en la colonia Altavista de San Martín, podría deberse a que los criminales pensaban que "Chorrito", como era conocido entre sus compañeros, transmitía información a la Policía. Esta es una de las líneas de investigación que siguen las autoridades.

Según una fuente policial hace aproximadamente un mes Rivas fue perseguido por sujetos con apariencia de pandilleros sobre el bulevar Venezuela, los que incluso lo fotografiaron.

La intervención de una patrulla policial finalizó la trifulca vial que se originó en ese momento y por la cual también Rivas –quien no llevaba acompañante- fue retenido.

Un amigo del camarógrafo señaló que en ese incidente "'Chorrito' le dijo al agente que si le pasaba algo, con esa ficha se podía investigar a los sujetos. El reporte aún sigue siendo buscado por los investigadores".

Rivas y los sujetos que lo perseguían fueron obligados a borrar las fotos que se tomaron desde sus respectivos celulares, una acción que ahora podría jugar en contra en la investigación.

“Lo confundieron, quizá pensaron que era oreja de la Policía”, concluyó un colega de Rivas, quien añadió que era “una persona noble y que no se metía con nadie”.

Sin embargo, tras llegar a la escena del asesinato, el pasado jueves, el director de los noticieros de grupo Megavisión, Roberto Hugo Preza, mencionó que “el crimen no está ligado al trabajo periodístico que realizaba”.

Había recibido amenazas

El jueves, al conocerse la noticia de su asesinato, compañeros de trabajo del camarógrafo señalaron que este había recibido amenazas anteriormente y que vivía en una zona de alto riesgo, ya que es el límite entre dos pandillas rivales.

Testigos señalaron que mientras le estaban disparando le decían cosas. En total, los criminales le asestaron más de una docena de tiros, varios de ellos en la cabeza y rostro.

El de “Chorrito” no es el primer caso de amenazas contra periodistas. Aunque no todas las denuncias se hacen públicas, en el gremio es conocido que comunicadores que residen en zonas como Soyapango, Ilopango y Apopa son acechados por los pandilleros.

“Los camarógrafos que viven en zonas de peligro desde hace un tiempo venían temiendo que su trabajo les ocasionara problemas, porque en los operativos y las presentaciones los pandilleros los reconocen”, explicó un agente que conoce la forma en la que trabajan los medios nacionales.

Investigaciones siguen curso

Las investigaciones por este caso mantienen su curso.

El jueves, a través de su cuenta de Twitter el presidente Salvador Sánchez Cerén dijo que había girado instrucciones para que el caso se investigue.

En tanto, el fiscal general Douglas Meléndez confirmó la madrugada del viernes que la investigación ya está en curso y que esperan resolverlo a la brevedad. Sin embargo, recordó que este caso es uno de muchos que siguen y que seguirá el proceso normal.

Recuerda un caso de 2013

El asesinato de Rivas no es el primero que se da contra un camarógrafo de televisión por el trabajo que realizan. En 2013 fue asesinado en Ilopango, cuando iba en un bus, Alfredo Hurtado, quien laboraba para canal 33.

Sobre la muerte de Hurtado, en agosto de ese año los dos pandilleros involucrados fueron condenados a 20 y 30 años de prisión.

En ese proceso judicial se reveló que los delincuentes lo asesinaron debido a que creyeron que este poseía información sobre el homicidio de un pandillero que había sido asesinado en la colonia en la que residía.

"Chorrito" será sepultado este día por familiares, amigos y colegas que exigen a las autoridades que este caso no quede en la impunidad y que le caiga todo el peso de la ley a los responsables.

Comentarios