• Diario Digital | lunes, 04 de marzo de 2024
  • Actualizado 00:48

Sucesos - La Unión

VIDEO: Conchagua llora la muerte de Santiago Rovira, quien murió ahogado en el río Bravo en su intento por llegar a EE.UU.

El joven buscaba un mejor futuro para poder ayudar a su familia, lo dejó todo a inicios de mayo, su trabajo en la alcaldía de Conchagua, sus amigos, y sus seres queridos por hacer realidad su sueño de llegar a Estados Unidos, ilusiones que le fueron arrebatadas por el río Bravo.

 

 

José Santiago Rovira 1
José Santiago Rovira, perdió la vida durante su paso por el río Bravo, en México, informaron fuentes oficiales.
VIDEO: Conchagua llora la muerte de Santiago Rovira, quien murió ahogado en el río Bravo en su intento por llegar a EE.UU.

La muerte de Santiago Rovira, quien se desempeñaba como empleado de la alcaldía de Conchagua, en La Unión, ha calado hondo en el corazón de sus compañeros de trabajo, y seres queridos, que asistieron a su vela.

“Chago”, como era llamado de cariño, perdió la vida a mediados de mayo pasado cuando pretendía llegar a Estados Unidos cruzando el río Bravo, desde tierras mexicanas.

Compañeros de trabajo dieron a conocer que Rovira pidió permiso laboral en la comuna para ausentarse desde el dos de mayo, tenía muchas ilusiones de llegar a Estados Unidos para concretar uno de sus sueños personales y de esa manera poderle dar lo mejor a sus seres queridos.

Sin embargo, los sueños del joven que por muchos años trabajó en varias unidades de la comuna, se desvanecieron cuando no pudo cruzar el río Bravo.

Sus restos fueron repatriados recientemente y, durante el martes, se realizaron los servicios de velación.

Al lugar llegaron sus compañeros de trabajo, algunos con lágrimas en sus ojos, consternados porque la últimas vez que lo vieron fue con aquel ánimo que siempre lo caracterizó. 

Con voz entre cortada, algunos dedicaron palabras en su memoria.

“Nos quedó esa satisfacción que anduvimos en ese volcán de Conchagua trabajando juntos, no sufríamos de hambre porque todos andábamos y todos compartíamos”, expresó una colega de Chago.

 “Fue bien difícil saber la noticia de él cuando falleció, Chago se quedará en el corazón de cada uno de nosotros; jamás se olvidarán todos ese buenos recuerdos de él, un gran empleado”, dijo otra de sus compañeras.

A Rovira se le concedió el permiso que solicitó, aunque sin goce de sueldo.

Comentarios